martes, 31 de agosto de 2010

La idea de Dios

Se hace muy muy difícil compartir por medio del lenguaje la mirada silenciosa y óptima que no se involucra en las variaciones, limpia y pura como el Conocimiento ilimitado y sin intención. Ese que no es pertenencia de nadie, sino el poder mismo que permite lo múltiple.

"Mientras más motivada esté la persona espiritualmente inspirada, más parece percibir errores en los conceptos primitivos de Dios; piensa, por ejemplo, que la deidad personal con forma humana no es reflejo de lo Divino. Actualmente se usa el concepto "lo Divino" para referirse a un poder trascendental. Un pequeño resumen muestra algunas ideas comunes aceptadas: las organizaciones de la nueva era se inclinan a promover el desarrollo de poderes, así cada cual alcanzaría su propia divinidad; en cambio los hindúes veneran a un Ser de la unidad esencial (Brahmán); los budistas no tienen Dios, ni dioses, su búsqueda apunta a alcanzar la iluminación espiritual y, con ella, la liberación del ciclo continuo de la vida y la muerte; los musulmanes creen que hay un Dios todopoderoso llamado Alá, que es infinitamente superior y trascendente a la humanidad; los cristianos creen en un Dios que ama, que se ha mostrado a sí mismo y que se puede conocer personalmente en esta vida.
Ninguna mente puede comprender la naturaleza infinita de Dios. Lo Divino, en relación a la Realidad, permanece como lo desconocido e indescriptible." (R.Malak, Resplandor No-dual. 7.1)

Y estas son mis reflexiones, que quizás sean incomprensibles si no se ha indagado, un poco al menos, en las bases ontológicas del Advaita o No-dualidad.

El Si mismo, siendo antes de la mente, antes de cualquier pensamiento, y lo que puede sostener cualquier pensamiento, está antes también de la idea de Dios. Sólo el pensar presenta partes, dualidad, diferencias, nombres y comparaciones...separación. La observación - sin juicios - del pensar, está liberada del contenido o significado de los pensamientos. Darle validez a los pensamientos... es la ilusión. Si mismo y Dios es lo mismo, como realidad no conceptual.

Acerca del sentido de vida o de existir... la existencia misma es el Si mismo. Es la mente la que plantea los por qué y para qué. La mente produce la ilusión de un sujeto (yo) viviendo en el mundo de los objetos, fragmentando ilusoriamente lo que nunca ha sido dos. El Si mismo es Uno sin segundo. Sin darle validez a los pensamientos, ¿dónde está el problema acerca del existir y su sentido? 

El concepto de Dios es mente. Y la indagación profunda que propongo es:
...
¿Qué es lo que se da cuenta de la mente y todo lo que esta presenta?
...
¿Qué tamaño y qué forma tiene,
...
y dónde se ubica Eso que conoce a la mente?

Eso... Es .................... (y lo podríamos llamar Dios).
Eso Soy.

Cuando me doy cuenta que no soy ninguna idea que tengo de mi (ni persona ni Dios)... decimos que estoy mirando desde lo Real, sin distorsión y en libertad.

Maria Luisa
(Gracias a Firman Hananda Boedihardjo por permitirme exponer sus hermosas fotos)

miércoles, 25 de agosto de 2010

Concepto: ¿te quedas con el objeto o aprehendes su significado?


ML: Tú dices que somos impotentes... ¿quién es impotente?
P: El individuo separado que cree tener voluntad propia
ML: Habrás entendido, por las investigaciones en tus lecturas, que el individuo separado es una idea que te has formado de ti mismo.
P: Exacto, pero el individuo es la mente.
ML: El individuo separado no existe como algo que tenga ningún poder
P: y está soñando, ¿cómo puede despertar si es el sueño?
ML: El individuo no sueña.... es al revés. El sueño, como un aspecto mental...cubre la mirada desde el Si mismo.


P: O sea, si, es la broma divina, la conciencia pretendiendo no ser conciencia y estar separada de la totalidad.
ML: En la conciencia misma se presenta la ilusión... pero ¿quién presencia esa conciencia?
P: La conciencia misma pretendiendo ser un individuo.
ML: ¿Y eso desde dónde lo dices?
P: De 2a mano, obvio, pero toda la información que manejamos es así.
ML: No invitamos a adquirir información.
P: Cuando el individuo muere... no quedan preguntas… porque no queda nadie que quiera saber nada.
ML: La información es manejada solo a nivel conceptual.
P: ¿Y qué son las palabras sino conceptos?


ML: Hay sensibilidad en mi y en ti…eso es indudable. Te digo esto mediante palabras. Estas palabras fueron creadas como un principio fonético relacionado a una significación profunda, inmediata. Así se crearon las primeras palabras.
Una palabra, amor, por ejemplo, significa algo profundo que tanto tú como yo conocemos. Si al mencionarla no produce en ti la misma significación que en mi, no nos estamos comunicando.
Tocar el agua y decir mojado… es una cosa.
Leer la palabra “mojado” sin haber tocado el agua se convierte en un concepto, algo intelectual. Otro asunto muy distinto.
Habiendo explicado esto, usaré conceptos, palabras, que espero que para ti tengan el mismo significado que para mi.

Cuando se dice, y muchos buscadores lo han leído o escuchado,  “todo es conciencia”, “la conciencia es la fuente de todo”, y no se sabe lo que conciencia significa, entonces se está considerando la palabra conciencia como algo (un objeto) desconocido. Lo mismo podría decir “todo es Dios”, “Dios es la fuente de todo”. Quizás puedo decir también “todo es Brahman”, o “todo es Eso”… en cualquiera de estos casos, estarás escuchando o leyendo conceptos que mirarás en forma intelectual, sin que toquen tu sensibilidad. Estarás objetivando.

Conciencia significa darse cuenta. Y quien se da cuenta eres tú. Por tanto, tú tomas nota de todo. Ese tú es invisible, sin forma, no nacido. Es lo que eres antes de darte cuenta de ser, antes de darte cuenta de la palabra yo, antes de darte cuenta de la sensación. (Y también durante y después de que desaparecen las situaciones de las que te das cuenta). Todas las cosas, sensaciones, ideas de las que te das cuenta, son contenidos en tu conciencia. Eso que eres Es…. Ser Conciencia Felicidad, como centro, origen, fuente… de todo aquello de lo que te das cuenta.

Los pensamientos están ahí, porque te das cuenta de ellos… se sostienen en la conciencia, y de ahí que se diga que todo es conciencia. Aparte de lo que sugieren los pensamientos, nada está separado de ti, ni siquiera es distinto de ti. Los pensamientos sugieren la dualidad que separa objetos de los sujetos, y presenta opuestos a cada afirmación o negación. La única ilusión es tomar por verdadero lo que dicen los pensamientos. Se dice que todo es conciencia, y se trata de entender eso, pero esto no basta, eso no satisface el anhelo de completitud que ha surgido en ti. La sensación de carencia ha surgido en ti, luego de que te has identificado con una forma, un ego y has creído que eres el cuerpo, lo que dicen los pensamientos o lo que señalan las emociones.

Regresa la atención al origen desde donde emana, a Ti, antes de todas las diferencias que el pensamiento plantea. Y “date cuenta” de cómo iluminas… desde ti mismo, toda existencia. La existencia sigue ahí… como no separada ni distinta de TI, su sostén.


lunes, 23 de agosto de 2010

Sueños dentro de un sueño


El mundo es una colección de recuerdos, un estado mental, mientras que el si mismo es lo real que se auto conoce. La iluminación y sufrimiento solo existen en la mente. El olvido y el recuerdo de sí son estados mentales como  sueños del mundo. En cambio saber desde sí mismo es conocimiento más real y directo que cualquier objeto soñado o externo. R.Malak

miércoles, 18 de agosto de 2010

Sueño tiempo-espacio



La realidad es tan obvia… y eso lo diría cualquiera. Casi todos tienen asumido lo que es real para ellos. Diría que todos, porque hasta el que sufre de lo que los siquiatras llaman desórdenes síquicos, sostiene su propia realidad. 

Por eso cuando algunos mencionan que hay una Verdad de lo real que es única y común a todos, los más perspicaces enseguida reaccionan cuestionándolo radicalmente. Y lo entiendo. Tiene sentido porque cada cual mira desde un punto de vista muy asumido.

Cada quien sostiene ideas acerca de Si mismo, el mundo, la vida, y con eso arma su realidad cotidiana u onírica, sus fantasías o proyecciones. Y en verdad que esto bastaría, si lo viéramos en profundidad, para establecer un punto común a todos: cada quien sostiene su propio mundo. Y este mundo particular, personal, es a veces estable y a veces no. Pero el que lo sostiene siempre está ahí. De eso es de lo que trata la sabiduría de la Tradición, del reconocimiento del sustrato de lo existente. Lo que es a priori, anterior a la conciencia de las cosas.

Viendo las dificultades que presenta el planteamiento del pensar, el pensador y los pensamientos a raíz de un chat que colgué en http://conversaciones-con-r-malak.blogspot.com/2010/08/chat-del-15-08-10-observacion-sin.html, le planteé a Malak el asunto, y por medio de una conversación inquisitiva él me dio estas reflexiones nacidas de su instante y que con su aprobación me dispuse a ordenar del siguiente modo. (Maria Luisa)

Quien intente dejar de pensar... se encontrará con menudo rollo.
La atención apunta a tener conciencia... presente aquí y ahora a lo que se está haciendo, no importa qué.
La pura conciencia de Si mismo... está mostrándose... como el universo... el mundo... y el Si mismo reflejado en ella como identidad.
En cambio la apariencia de mundo como separado e independiente... es una cuestión impuesta por la mente.

La mente construye el mundo en forma virtual, una apariencia de lo real. Mundo y Si mismo es lo mismo. Entendamos que mundo son contenidos de la conciencia que con la función mental se toman como lo real. Eliminada la apariencia del mundo como algo objetivo... ya no hay confusión para entender o tener comprensión de Si mismo.
La mente construye sobre el Si mismo... la ilusión del mundo.
Cuando reconoces la ilusión del mundo... implica que la mente ve al Si mismo... o se ha disuelto... en la conciencia. Reconocer la verdadera naturaleza de uno...eso es reconocer el Si mismo... eso implica la Conciencia Esencial...

Estando apegado al cuerpo... es que aparece toda la confusión.
La felicidad es el estado natural donde la mente se ha sumergido, en cambio la felicidad del cuerpo - mente es un producto de la mente... que es la búsqueda de ser feliz.
Después de escuchar la confusión de muchos... me doy cuenta que hay personas que nunca entenderán esta cuestión.
Ver el cuerpo no es estar en confusión. La confusión aparece cuando se entiende o cree que uno es el cuerpo.

La cuestión parte de los estados de la mente. Para todos... hay tres estados... vigilia.... sueño con sueños y sueño profundo...
Pero... le agregaría...  lo que le complica a todos...
Sobre-impuesto a estos tres... hay un estado de sueño... o estar durmiendo.
O sea... el hecho de no saber la realidad... Las personas están sumergidas... en un denso sueño de la ignorancia.

Lo primero que habría que lograr sería salir de ese confuso sueño... que abarca la vigilia, el sueño con sueños y el sueño profundo.
No sé cómo llamar a esta hipnosis que provoca la mente, quizás podría decirle... ignorancia... profunda, o Ignorancia de la mente.
Solo que la gente piensa... que eso se combate con una sumatoria de conocimiento y el conocimiento acumulado es otra forma de quedar más sumergido en la ignorancia.

Quizás le podría decir... ignorancia de tiempo espacio.
Todos están sumergidos en la ignorancia de tiempo espacio...
Salir de la ignorancia... de tiempo espacio... implica ser consciente de Si mismo y pasar a vivir el presente activo... libre de tiempo espacio, libre de los tres estados. Salir del sueño del tiempo espacio.

El estado natural del que está en realización es estar fuera del sueño tiempo espacio. Ni la vigilia ni el sueño con sueños, ni el sueño profundo... lo complican. Es una cuestión de velo... que le impide reconocerse a Si mismo.
A eso que le llaman Turiya... es estar libre del sueño tiempo espacio.
Entonces la aparente realidad de la vigilia... y el sueño con sueños... es porque está condicionado al sueño tiempo espacio.

La mente, al estar activa... ella misma crea el mundo... (mundo de tiempo espacio). En el sueño profundo la mente se va a condición de semilla... que luego vuelve a mostrarse al estar en la vigilia o en el sueño con sueños.
Solo en el estado de la vigilia... puede uno despertar del sueño tiempo espacio, porque en el sueño con sueños... no está la atención o está dispersa.

Una vez que estás libre del sueño tiempo espacio...ya ningún estado te condiciona.
Durante la permanencia del sueño tiempo espacio... los tres estados ocultan la comprensión de si...y para que ocurra esa comprensión... la mente debe ser destruida... o paralizada... o detenida... lo que provoca que el sueño tiempo espacio se detenga. Allí el conocedor... el objeto conocido... y el acto de conocer... desaparecen... en la comprensión de Si mismo.
Aparece la comprensión no dual. (R.Malak 17-08-2010)



lunes, 16 de agosto de 2010

Inteligencia


Más allá del pensamiento yo está lo no manifestado, la causa sin causa de todo. Incluso hablar de reunir a la persona con el sí mismo no es correcto, debido a que no hay ninguna persona, sólo una imagen mental a la que se da una realidad relativa por convicción. Nada fue dividido y no hay nada que unir; mirando desde lo esencial, si pudiéramos llamarlo de algún modo, diríamos que es el único estado verdadero, quien conoce es la conciencia, prestando toda la atención al momento. En la vida se asoma una inteligencia mucho más efectiva que el funcionamiento de la mente, y cuando se evidencia, sucede el darse cuenta del trasfondo de si misma como pura conciencia esencial, como lo absoluto. R.Malak. (Resplandor No-dual Preg.16.4)

martes, 10 de agosto de 2010

Brochazos nacidos del silencio


Burbujeante pasión que sale del pecho, 
se atraviesa en la garganta, 
y al frente lucidez absoluta.
 
No sé cómo es que amanecí con un antiguo canto, Brisas del Torbes, que no podía reproducir en mi garganta recién despertada.

http://www.youtube.com/watch?v=N56pUrsWuBQ


No sé cómo es que el ruiseñor canta tan hermoso, con tonos que ni siquiera se puede decir que sean armónicos.

http://www.youtube.com/watch?v=4Cu3fi0TI5k


No sé cómo Jean Baptiste puede ser instrumento de esos sonidos que me desbordan en lágrimas inevitables. 

http://www.youtube.com/watch?v=rEs1wtsw_IA



Luego… textos aclaratorios acerca del silencio.
Silencio…………………………………………
Que se expande al infinito sobre paisajes grises y atardeceres dorados.
¿Cómo es este silencio que embriaga en medio de tantos maravillosos sonidos?
Que como el ruiseñor, se me arranca del pecho para salir por la boca.

Dios! Cuánta vida.

Silencio alado envolvente
Como un manto que cubre la cobardía liberándola del temor
Como un racimo de flores silvestres que impregnan el aire de aromas vivos
Y de colores vibrantes

Silencio que como blanco papel recibe la acuarela y se impregna mostrando la fantasía artística. La veo, me emociono, reverbero y despierta mi propio silencio, a veces abrumado de ideas desconcertantes.

Silencio idéntico a la luz
Conciencia de silencio en el fondo del mar… azul intenso

Palabras que brotan de imágenes nacidas del silencio

Y yo…. Ausente por completo
Y Ser... en absoluta presencia



lunes, 9 de agosto de 2010

El Silencio


Fascinada con estas señales dadas por R.Malak, las rescaté de un chat que tuvimos con un amigo, el cual se puede ver completo aquí: http://conversaciones-con-r-malak.blogspot.com/2010/08/chat-del-11-02-10.html.
El chat tiene la frescura de lo espontáneo, como un fruto arrancado del árbol, que se come con piel y todo. Aquí extraje solamente el jugo.

El silencio siempre está presente y es interrumpido por los conceptos, por el ruido (que hacen).
Donde se sostiene todo es el silencio... es el continente de la conciencia.
La conciencia de la conciencia es lo que intenta buscar el buscador.
Lo que uno Es ... es el silencio... ¿dónde vas a buscar... lo que eres?
El buscador intenta buscar... lo que ya tiene,  intenta con la mente, ideas.. conceptos... y construcciones...  ver lo que es... siendo que lo que es está más allá de lo que cree que es.
 Cuando digo más allá no me refiero a un lugar sino es que digo que está antes de la mente.
 Digo que el lenguaje es un medio para comunicar el pensamiento,
 lo que uno cree  que son las cosas, de ese modo lo socializamos y compartimos.
 Todos los pensamientos surgen después de que ha surgido el primer pensamiento, desde el silencio...
 El primer pensamiento es el pensamiento yo, la yo-soidad,  que es el inicio de toda conversación.
 La conversación se sobre-impone sobre el silencio... el poder del silencio, que siempre se está manifestando.
De allí que se mencione la necesidad de tranquilizar la mente, entonces los eruditos…  intentan ordenar la mente, como una respuesta de su "sabiduría", cuando lo único que han logrado es “ideologizar” el saber real.
 Para ello invitamos a conocer los estados de la mente, así conoceremos... las aplicaciones... fuerza y posibilidades de la mente, como función.
 Conociendo lo que no somos...  podemos saber lo que Somos.
 No intentamos... mejorar el instrumento... a lo más definir cuando el instrumento es funcional... pero más allá de eso... no tiene mucho sentido.
Es conveniente la funcionalidad, de ese modo la gracia se hará evidente... ya que no se veía… cuando estábamos en conflictos.
Lo veo como una plegaria... o una entonación...
Donde estamos apuntando es a lo que está antes de todo el movimiento de la mente, al silencio...
 Cuando nos encontramos sumergidos en la identidad suponemos que el silencio es una meta, pero cuando nos damos cuenta de que no es así, allí detectamos que siempre ha estado.
Detallar la perfección es conveniente pero no es suficiente, veamos cómo podemos apuntar al hueso
ML dijo “es bueno tener presente que tanto el si mismo como la gracia, como el silencio, siempre están presentes”.
 El asunto es que...  nos encontramos sumergidos en el laberinto, digo laberinto... para referirme a los problemas cotidianos... la dualidad... y el mundo fenoménico, todos los conflictos...que involucran el vivir en sociedad y si no contamos con apuntadores convenientes que nos señalen el error... es complicado  tomarle atención a la gracia, dado que la fuerza de maya... de la ilusión... es tan poderosa... que  las personas no logran... deshacerse de la confusión.
 Nosotros mencionamos... que hay un modo de hacer un reseteo...
 reset (computación)a la mente (ufff ... todo un nuevo idioma)
 de tal modo... que podamos recuperar la mirada esencial... libre de la
 mente complicada... o aletargada, eso... es ir a la observación sin juicio... que es nuestra verdadera naturaleza... el silencio... que está antes...
 del funcionamiento del pensamiento estructurante.
Se intenta... abrir espacio a la comprensión, sin las interrupciones de la mente.




miércoles, 4 de agosto de 2010

Motivos de búsqueda IV


La auténtica realización está siempre disponible, porque no es causada. Si no se evidencia es porque la actividad mental interfiere y toma preponderancia acaparando la atención y convirtiéndose en intención. La mala interpretación de la búsqueda de plenitud se debe a haber aceptado como cierto lo que nos dice la memoria, es decir, los aprendizajes. Cuando no se sabe mirar los contenidos de la memoria, estos afloran ante la atención en forma automática y conducen a actos reflejos o reacciones condicionadas, mecánicas, fuera del alcance de la comprensión. En lo aparente, nos convertimos en autómatas modelados por la cultura, el medio ambiente, la educación, los patrones aprendidos, los hábitos, las costumbres, los juicios y prejuicios. De este modo la búsqueda de felicidad se convierte en una intención de lograr el modelo de ser que hemos supuesto. Pero el ser no tiene forma, las formas son tan solo la complejidad de su expresión, los múltiples reflejos conscientes en que el si mismo se interpreta ante el espejo de la mente. Esta expresión nace a partir de las semillas recogidas y aceptadas como asuntos pendientes a ser cosechados como el mérito de logro y éxito personal. Por eso es importante en la indagación que regresa al origen, revisar y entender de dónde vienen estas ideas de querer llegar a ser.

La solución de la ansiedad sentida como falta de completitud se encuentra en el reconocimiento de la naturaleza esencial. Para abordar este reconocimiento es preciso cuestionarse absolutamente todo lo que creo ser, lo que creo que debo alcanzar y que me falta. Ser es completo y simple como mirar la hierba de un prado y aspirar los aromas del campo.

La completitud de ser no se evidencia si aún se sostienen diferencias entre yo y los otros. Se muestra por ejemplo cuando abraza al semejante, cuida al niño, atiende al anciano, se entrega al amante o se aboca en la acción heroica. Ser es completo, y se aprecia cuando el ego no manda y los conceptos no definen intenciones. Ser completo se muestra en el relajamiento de la tensión que produce el yo construido por la mente. Se muestra en ausencia de miramientos personales y movido por el bien mayor, es decir, donde la persona no es más importante que todas las personas, donde Namasté cobra verdadero sentido, porque el ser es uno con el ser en todos sus reflejos. El Si mismo en mi es el Si mismo en ti. Y recuerdo a este punto lo que a Malak le he escuchado muchas veces: tú eres mi otro yo.

Motivos de búsqueda III


Entonces, ser feliz, estar bien, la tranquilidad, la paz que se desean, ¿cómo las veo?

Estar bien: los sentidos se convierten en puro equilibrio desde su origen en la conciencia. Podría intentar describirlo, aunque me quede corta, pero al menos para hacerse una idea de a qué apunto, aunque las ideas son fragmentos de la imaginación.
Una luz que arrebata, un sonido de armonía, un aroma de fragantes esencias, un sabor dulce como miel y un relajamiento tonificado. La existencia de este y todos los mundos no es una amenaza, sino un evento que se experimenta en ausencia de fragmentación.

Tranquilidad: confianza y seguridad de que nada falta y nada hay que desechar.

Paz: una interrupción del discurso mental, sin justificaciones ni dudas ni miedos.

Felicidad: ausencia de temor, de culpa y de orgullo, una plenitud que ensancha y a la vez se recoge dentro de si misma.

El Ser, expresado desde su esencia, desde si mismo, sin encapsularse en diagramas ideales, sin deseos ni miedos, sin preferencias ni mentalidades esquemáticas, es plena conciencia de ser y se muestra como todo lo referido anteriormente y más. La inteligencia brilla sin interrupciones y la comprensión tanto de si mismo como de todo lo que si mismo contiene en conciencia se hace patente.

Nada de esta plenitud viene como ganancia desde afuera de si mismo. Porque se sabe que fuera de si mismo nada existe, que todo cuanto es conocido es una ideación sostenida por la mente y que los sentidos funcionan en reverberación con los reflejos conscientes, los reflejos en el espejo de la mente. (sigue...)

Motivos de búsqueda II


Otra de mis convicciones es que el amor, así como la felicidad, son cualidades inherentes al ser. Vienen en el mismo paquete de la existencia de Si mismo: Ser Conciencia Felicidad, el ya conocido concepto tríptico, manipulado entre los buscadores espirituales que se mueven en el mundo de la doctrina oriental y sobre todo hindú: Sat Chit Ananda. Pero con la manifestación fenoménica  también está en el paquete la inteligencia racional, es decir, la capacidad de formar palabras para dar nombre a las cosas del mundo y a nuestras vivencias. Esta capacidad racional es un instrumento de expresión y de comunicación, una herramienta maravillosa y necesaria. Sin embargo, se convierte en nuestro esclavizador cuando empezamos a asumir la vida a través de lo que cargamos en la memoria, cuando medimos el bien o el mal, el placer o la insatisfacción, en base a premisas conceptuales de la vida, lo aprendido y condicionado que está teñido de prejuicios, y que ni siquiera hemos cuestionado o aceptado en forma comprensiva. Esto se da cuando tomamos conciencia de todo lo conocido y filtramos lo que vivimos por medio de los juicios, comparándolo con lo ideal, la idea de lo esperado, cuando en realidad todo lo que sucede es una vivencia inmediata, instantánea y anterior a todo juicio. Y a eso, al adjetivo dado a lo vivido, lo llamamos experiencia, que suele ser motivo de orgullo, puesto que cuanta más experiencia se tiene, (memoria), más se supone que se sabe. Así, se le llama sabio, inadecuadamente a mi parecer, al que sabe o recuerda muchas experiencias con las que puede medir lo conveniente o lo indeseable. Lo indeseable, cuando sucede, al ser motivo de rechazo, produce la tensión y la lucha. ¿Cuánto nos podemos fiar de tal sabio, si sus mediciones de la vida, lo adecuado o no, se basan en una mirada parcializada e interesada de la existencia? El verdadero sabio es el que sabe de si mismo, sabe la verdad de su ser como absoluto y la relatividad de la existencia que se manifiesta como fenómenos. (sigue...)

lunes, 2 de agosto de 2010

Motivos de búsqueda I


¿Qué es lo importante y cuál es realmente el motivo de toda búsqueda llamada espiritual?

Según mi comprensión y experiencia, hay básicamente dos asuntos muy válidos que motivan esta búsqueda. Uno es el impulso que nace del deseo de ser feliz, estar bien, la tranquilidad, la paz. Algo sucedió que informaba que era infeliz e incompleta. Y a la vez algo decía que era posible resolver eso. Estoy convencida que esta misma situación aqueja a la mayoría de los que buscan dentro de lo llamado espiritualidad y veo que es de suma importancia para conseguir  aclarar esto, el cuánto se desea esta resolución de averiguar la causa de la infelicidad y resolverla. Sé que es preciso comprender qué es lo que nos mueve, a dónde apuntamos, qué queremos. Podemos desear algo del devenir o podemos desear resolver la raíz del conflicto que nos genera sufrimiento, y estos no están necesariamente relacionados. Por resolver los hechos no necesariamente se acaba el sufrimiento. Mi convicción es que sufrimos porque hay una lucha con el devenir, con las situaciones y con nuestra íntima apreciación y sentido de vida. Así que la clave para salir del sufrimiento es comprender que la causa de él está en la confrontación con lo que sucede, no en el hecho mismo que acontece. Por tanto se requiere saber por qué no aceptamos lo que viene tal como llega, en su origen mismo.
El otro asunto que motiva la búsqueda es el amor a la Verdad, conocer la verdad de la existencia, de mí misma y de todo este asunto de la vida.

Veo que los deseos surgen e impulsan. Desde que adquirimos relación con el cuerpo, en la primera infancia, se abrió un mundo para ser explorado y la posibilidad de descubrirlo por medio de la vivencia y de experimentar los sentidos. Pronto nuestros padres o cuidadores empezaron a enseñarnos las reglas para comportarnos en sociedad, primero dentro del entorno familiar y luego al salir a socializar fuera de casa. El bien y el mal son la primera dualidad aprendida, la reglamentación del basculo del comportamiento. Lo que estorba al funcionamiento de grupo se denomina mal y lo que es aceptado y acorde a la estructura se llama bien. De este modo, el deber ser en base a un comportamiento adecuado según el paradigma imperante comenzó a trazar los conceptos acerca del cómo vivir y cómo formar un ego funcional. El movimiento entonces no va impulsado por vivir en felicidad, sino por encajar dentro de un sistema. Ser exitoso, competitivo, son los objetivos que tratan de moldear la personalidad. Si tienes éxito, si logras metas, si consigues ser apreciado por esto, premiado, serás feliz. Si fracasas, serás una víctima. Pero resulta que la vida, el acontecer, no se da en base a estructuras. Las estructuras son de la mente, no de la realidad. No hay una constante que suceda siempre en función de satisfacer nuestros deseos personales estructurados. Por eso el éxito y el fracaso, el placer y el dolor, la ganancia y la pérdida vienen a ser las medidas con que juzgamos la relación entre yo y lo que yo vivo, porque busco cumplir la meta del éxito, el logro de satisfacer lo que me exigieron, para así ser amado o cuando menos aceptado.(sigue...)




Amigos

Buscar en este blog