lunes, 22 de agosto de 2011

Tren de datos. ¿Qué es pensar?



Muchos días sin escribir, llegó la hora.
He estado plenamente involucrada con algunos eventos estupendos, mi hija está pasando un tiempo conmigo en Chile, estoy remodelando un nuevo lugar para vivir, hay algunos proyectos en marcha… todo esto me ha alejado del teclado por un tiempo. Pero ya es hora de alimentar un poco los blogs, de darle al músculo de la escritura creativa que tanto disfruto. Como lo que ha salido de este ejercicio ha sido tanto mis reflexiones como una conversación matinal con Malak, colgaré esto en ambos blogs al mismo tiempo, en Existo y en Conversaciones con R.Malak.

---- o ----

¿Qué es pensar? ¿Unir palabras y conceptos buscando significados? Parece ser que el problema consiste en que toda palabra que buscamos está en la memoria, es una palabra asignada con un significado acordado. Lo que el grupo social ha visto o ha logrado ver se toma como verdad y cierto. Pero… ¿y si yo veo algo que otro no ha vislumbrado? ¿Qué nombre le pondré? El pensamiento es limitado, un concepto específico para un evento que quizás no se puede medir. Por ejemplo “amor”.

Trenes de datos, eso son los pensamientos. Uno tras otro aparecen en la pantalla consciente, y los observamos. Recogemos uno u otro y armamos sentido. Estos datos aparecen simultáneamente con todos los contenidos de conciencia. Sobre un paisaje aparecen los símbolos. Un tren, con sus vagones como datos, corre ante mi vista y el paisaje se deja ver por atrás.

El viento sopla moviendo las cortinas de códigos.

Maria Luisa: anoche... en duerme-vela, estaba dilucidando qué son los pensamientos, exactamente en qué punto del funcionar consciente se producen los quiebres y engaños,
y entonces vi verdaderamente lo que has mencionado taaantas veces acerca del tren de datos… eso, unido a la imagen que mencionó mi hija el otro día, esa experiencia de que cuando era niña y estaba dormida, si de pronto abría los ojos en la oscuridad, lo que veía era como una lluvia de códigos rojos que bajaban ante su vista
R.Malak: cierto...
Maria Luisa: palabras, códigos, símbolos, conceptos... que cubren la percepción,
esos son los pensamientos, el orden que se establece dentro del caos, la racionalidad en una necesidad apremiante de definirlo todo.
Eso es pensar, y cuando algo parece que logra hacer algún sentido, entonces nos apegamos a ellos y es donde se produce la fragmentación, las doctrinas, el fanatismo… los problemas del ego, los prejuicios. Y de hecho, de esto se alimenta el ego, porque es así como la persona se carga de significación, sentido de existencia, armándose y reacomodándose continuamente, en un esfuerzo desgastador por perpetuar o mejorar la imagen de si mismo.
Eso son los pensamientos, pero en todo caso la mente no se reduce a eso, la mente sigue siendo todo un funcionar de la conciencia que otorga realidades subjetivas a la percepción, sensaciones y sentido de ser, aún más allá de los conceptos y de la razón.
Diferenciar esos aspectos de la mente es lo que me ha complicado en el tiempo para poder explicarlo. La mente es un funcionamiento consciente... y dentro de este funcionar, se encuentra el pensamiento.
Por eso, la mente no impide la comprensión, pero el pensamiento si.
El pensamiento es lo que separa.
Veo un tren... sus vagones pasando sobre el fondo de un paisaje... el tren, los datos... pasan sobre el fondo consciente, cubren…
R.Malak: lo que complica son los trenes de pensamientos... que pasan ante tu conciencia
me explico..
Maria Luisa: la mirada se va con ellos, se apega... en un movimiento vertiginoso que no permite apreciar el presente
R.Malak: los pensamientos están presentes siempre... cayendo como lluvia sobre uno...
Maria Luisa: si, como una cortina de códigos rojos :D
R.Malak: lo que complica es que uno escoge una serie de ellos... privilegiándolos, de ese modo... se encadena a ellos de acuerdo a la forma como estructuramos la vida.
Maria Luisa: exacto!
R.Malak: eso condiciona nuestra manera de vivir
Maria Luisa: de apreciar el presente eterno, la presencia de la presenciación
R.Malak: La dicha... Ananda, implica apreciar lo que aparezca... sin complicarnos...
con desapego...
Maria Luisa: esoo
R.Malak: tanto sea de sufrimiento como de placer... ya que quien establece el juicio es la mente
Maria Luisa: incluso este se llega a silenciar, el juicio
R.Malak: para la conciencia es solo presenciación, la mente es la que la dimensiona
mente = dimension
Maria Luisa: si, y el pensamiento la condiciona (a la percepción)
R.Malak: el pensamiento como es un tren de datos... tiene la particularidad de encadenar los que le son iguales o similares.
Las personas negativas de preferencia... se encadenan a esos pensamientos de corte autoflagelante
Maria Luisa: asi es
R.Malak: y al revés con las positivas
Maria Luisa: también
R.Malak: salir de esa cadena... es el desapego...
Maria Luisa: si, es la liberación tan nombrada
liberarse del apego, tan solo eso.
Desapego = liberarse del apego,
para comprender entonces que siempre estuvo libre.
Es como un viento que mueve las cortinas del pensamiento
y tomamos como real solo a la cortina
sin ver a su través
sin apreciar, y disfrutar la realidad de ser
que es libre como el viento
R.Malak: :D
Maria Luisa: :P
quería escribir hoy!!
y estaba tiesa como un palo
es como hacer deporte, necesita calentamiento
ya tengo el tema
ahora voy a editar esta conversación
igual, la soltura sigue aquí, aunque parece que la mente está queriendo apresar algo que    valora, pero da igual, así es lo creativo,
que se quiere imprimir, como si con eso lo fuéramos a perpetuar el instante de claridad.
Un escultor ve la forma en la piedra de un solo vistazo
R.Malak: si
Maria Luisa: pero luego requiere del tiempo y el hacer para ejecutar y sacar la forma a la luz para compartirla, y así salen las obras de arte que son obras del Ser
el Si mismo ni siquiera se limita por las limitaciones
R.Malak: apreciadas por el Ser... expresadas por el Ser... diseñadas por el Ser...
Maria Luisa: compartidas por el Ser
en unos y otros

7 comentarios:

Goyo dijo...

Ya veo que te llegó la hora de escribir, a mi todavía no me ha llegado.

Algo tan importante en nuestras vidas como es el pensar y qué poco sabemos de ello. Menos mal que hay personas que por lo menos nos muestran un poco de su misterio, o un poco de sus limitaciones.

Yo diría que el pensar es una funcionalidad corporal que permite recordar lo que has de hacer, lo que un día determinaste perseguir o lograr, o lo que decidiste pensar (valga la redundancia) o sentir al respecto de cualquier suceso o cosa.

El pensamiento es una forma práctica de recordarnos lo que somos, puro condicionamiento informático basado en trenes de datos.

Sin embargo querida Maria Luisa el pensamiento también puede funcionar sin interferir en la percepción, pues de lo contrario lo creativa que eres expresandote no sería posible.

Quizás el gran error del pensar sea creer que hay un pensador que piensa, que siente, que es libre de optar o de decidir algo, e incluso de crear.

El pesar es al intelecto como la mente es a la inteligencia o como el amor es a la vida. Asimismo las tres cosas: el pensar, el amor y la mente están unidas entre sí formando algo hermoso de lo que apenas ni siquiera somos conscientes.

Un saludo

MARIA LUISA dijo...

Querido Goyo, muy bueno tu comentario, muchas gracias.

Estoy de acuerdo con que el pensamiento no interfiere en la percepción, también que es necesario para armar cosas tales como este escrito. Cuando menciono que interfiere o impide, se refiere a poder saber lo que realmente somos, y esto no es precisamente un cúmulo de condicionamientos, sino lo que somos esencialmente y verdaderamente. Eso indescriptible y sin medida que ningún pensamiento puede expresar adecuadamente, y que por medio del pensar no se puede ni alcanzar a comprender, ni definir. Un abrazo.

gorka dijo...

No hay nada malo en pensar, es una función que hace falta para vivir esta vida fenoménica.

El único problema o error, como bien dice Goyo, es creer que hay "un pensador que piensa, que siente, que es libre de optar o de decidir algo, e incluso de crear".

Ahora, como dice Maria Luisa, con el pensamiento no podemos definir ESO, no podemos ser ESO...

Sólo podemos ver lo falso como falso, y así, lo verdadero nos encontrará... sin esfuerzos...

Gracias ML y Goyo por vuestros comentarios!

MARIA LUISA dijo...

Querido Gorka, muchas gracias por tus aportes y ese hermoso "sumar comprensión".

Siendo un tema importante en cuanto a comprensión se refiere, reitero: "...la mente sigue siendo todo un funcionar de la conciencia que otorga realidades subjetivas a la percepción, sensaciones y sentido de ser, aún más allá de los conceptos y de la razón ... La mente es un funcionamiento consciente... y dentro de este funcionar, se encuentra el pensamiento.
Por eso, la mente no impide la comprensión (de la realidad esencial de Ser, no de los fenómenos), pero el pensamiento si.
El pensamiento es lo que separa (por ejemplo: una flor separada de la planta, del césped, del paisaje y del universo consciente total donde se ubica)." El pensamiento dice: flor, paisaje, universo, yo.

Por tanto, el pensar no es algo que le ocurre a alguien, sino que ese "alguien" es una ilusión generada por el sentido de ser que está apegado a "ser un seleccionador de datos". Ese que selecciona los pensamientos es una ilusión producida por el apego y el rechazo que acontecen a causa del condicionamiento.

La vida tampoco le ocurre a alguien, la Vida Es. El pensador, el que vive, es Si mismo... y aparte de Si mismo nada es Real, puesto que la Conciencia emana de Si mismo y es presenciada por Si mismo, sostenida en Si mismo, siendo el despliegue de Si mismo. En este sentido se dice que no hay dos.

Un abrazo

David dijo...

Hola MARÍA LUISA... Hace un tiempo que leo y muy gustosamente tu blog, tienes una forma de expresar que para mi es muy directa, cercana y sencilla... Gracias por ello.

No creéis que en la misma y profunda pregunta de ¿quien soy yo? ¿es la pregunta mas importante que os habéis hecho nunca?

El que pregunta es uno mismo mirándose al espejo y en ese mismo instante contemplativo ¿cual es la respuesta? Aquí se comprenden muchas cosas y como esa cosa que pregunta -¿quien soy yo? tiene el deseo de materializar una descripción verbal sostenida en el tiempo y repentinamente nos invade una sensación de vació que nuevamente queremos etiquetar como desagradable. Nos horroriza tanto pensar/sentir que somos pura vacuidad... hemos condicionado tanto la palabra vacío que no que aceptamos no ser nada.

Un Abrazo

MARIA LUISA dijo...

Hola David, gracias por tu comentario.
Dices que vemos como "esa cosa que pregunta -¿quien soy yo? tiene el deseo de materializar una descripción verbal sostenida en el tiempo y repentinamente nos invade una sensación de vació que nuevamente queremos etiquetar como desagradable."
Es la base de la identificación... puedes ver como cosa a la mente que pregunta y cuestiona... pero el vacío que la mente encuentra como respuesta ya no lo ves como cosa observada, sino que lo asumes como algo temible... cuando quien asume ese temor es la mente. Por eso, la pregunta de quien soy yo... además de mostrar un vacío de respuesta válida... demuestra... claramente... que lo que eres es eso que siempre ha sostenido toda existencia... por tanto... podrías realmente decir que eres nada?
Un abrazo

Manu Namasivayam dijo...

The old site(nisargadatta.co.cc) is re-hosted on a new domain http://nisargadatta.org/ with a lot of new articles on a high speed server.
A comprehensive site on Nisargadatta Maharaj with a collection of Books, Photos, Videos, Quotes and other resources.

Kindly update your links.

Amigos

Buscar en este blog