martes, 15 de junio de 2010

siendo - sabiendo - amando

El Ser, en si mismo total e indescriptible, emana de si la posibilidad de saber-se, 
en forma natural y espontánea, 
como de una flor emana su aroma... 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
o como del sol emanan 
los rayos de luz, 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
y así engendra su propia manifestación, se diferencia y se aparta de si mismo en la ilusión producida por la mente (una función de la conciencia), 
 
 
 
 
procurando reflejarse en ella como en un espejo, viendo muchos donde sólo el Si mismo Es. 
 
 
 
Cuando este espejismo es descubierto, esta mente, este ego, son reconocidos como ilusorios, 
 
 
el Si mismo se ama a si mismo en todos sus reflejos, y estos se vuelven los depositarios de Su Amor, y esto.... es Felicidad.
 
 

2 comentarios:

Anónimo dijo...

La belleza de la sencillez.
Abraxo.
(CdV)

MARIA LUISA dijo...

Gracias por expresar querido CdV... otro abraxo :)

Amigos

Buscar en este blog