jueves, 17 de junio de 2010

Anhelo y Gracia

A ti, mi amigo y compañero Anhelo, te voy a encontrar cuando menos te lo esperes, en pleno movimiento se te abrirá el asombro, y para que entiendas eso te contaré un cuento, que mil y una veces te he contado, un millón, miles de millones de veces has escuchado, una y otra vez lo has olvidado. Amorosamente, Gracia

(Foto de Firman Hananda Boedihardjo)

Por si no recuerdas…

Ibas caminando y entraste al metro
De regreso del trabajo
Ansiando llegar a casa
Hora pico, cansancio
y sudores escondidos

A ti, mi amado…

A ti te voy a cantar el canto
que te sumirá en los brazos
del cálido y refrescante…
alivio del real descanso

En ese rebullicio
apretujones y ansiedades
hora pico… hora cero
donde un ¡Basta!!! Bramaste



El movimiento ha parado
atrás queda el pasado
nada viene por delante
y en este instante
donde quietud o estatismo
pierden significado
en un aliento retenido
suspendido en la nada
sin miedo ni esperanza
quedas bien dispuesto
a disolverte en el fuego
de mi ardiente amor

Mis brazos te rodean
y al oído te arrullo
Hmmm…
Hmmm…
Hmmm…

Suavemente sostengo tu anhelo
como capullo encendido
¡esta joya!
la flor de la pasión

Graciosa operación
abriremos el secreto tesoro
y veremos que no todo
lo que brilla es oro


así…
ignorando la múltiple efervescencia
con un soplo de susurro
en íntima proximidad
te sugiero, casi inaudible:

Escucha mi sentencia


Eres el punto en la nada
que respira su emanación
Ningún ruido ni presión
ha sido nunca contigo
Eso es pura ilusión

En ti es plena la vida
y como ella misma late
Parece deseo, parece un anhelo
Pero como el respirar
Es solo tu aroma
el que quieres apreciar


Conciencia de saberse
surge iluminada
potencia racional
como función que ordena
y quiere aclarar
cuando solo acapara

Suelta la tensión
incluso del rechazo
el deseo es auspicioso
cuando anhela el regazo
origen de su pasión

Disuelve el temor
y la ansiedad del logro
en efecto y no en intelecto
en entrega y en recepción
escucha el susurro
de la emanación

No sale de un lugar
para llegar a ti
sale de ti
y no llega a ningún lado

Oh maravilla,
que tú mismo te escuchas
que tú mismo te sabes
que tú mismo te amas
Comprueba el ruido
de la confusa ilusión
que te dice que eres
la sombra proyectada
¡Contempla tu inocencia!
no eres el reflejo
eres la luz misma
que ilumina la conciencia
entiende esto
la conciencia como esencia
no es ajena a ti…
tú eres consciente observador
de todo contenido
iluminado por los sentidos

Pasa la brisa, pasa el sonido,
pasa el roce, el color
y la forma
se suelta el peso
se diluyen las cadenas
que has formado con el pensamiento
Suelta la idea, suelta el concepto

no importa el sentir

¡Siéntete dentro!
Amalgamado en el crisol
De la venturosa llama
Quemando toda la confusión

Queda ahí... en soltura
Despresurizada
Entrega y escucha
da y recibe
Suelta el deseo
y él traerá el regalo

Como un sabueso fiel
el deseo que emana
con sincera humildad
trae de vuelta
el sonido de ti mismo
vacío ya, cansado de indagar
como hijo pródigo
el deseo vuelve a su hogar

De manos vacías
al haber rondado
neciamente, persistentemente
en el mundo de las sombras
buscando experiencias
buscando evidencias
en todos los espejos
un largo caminar
como un sueño de encanto
se ha buscado a si mismo
en cada esquina y en cada canto
pasando por risas
y encalando llantos
De manos vacías y corazón ardiente
el buscador nada ha encontrado
que le pueda ofrecer
alguna evidencia
de su propio Ser
Arrepentido y cansado
regresa a la fuente
donde la sed ha saciado
y allí la promesa
del agua bendita
que de pronto
y con suma fortaleza
alegra su ánimo
y clarifica
toda duda, todo miedo
y toda torcedura
en plena certeza

Suelto como la brisa…
ahora ríe y canta
carcajadas al notar
las maromas del circo
ilusión encantada
boca de payaso
mofada separación
se ha vuelto de pronto
tu propia sonrisa


Así como el Buda
sereno y sonriente…
en pura contemplación
observa la huida y el regreso,
comprueba la ilusión
que anhela la unión
como una magnífica
película de ficción

Descansa… respira...
Y queda……………………
Tú eres el magnánimo Observador
observa los velos que se mueven
ante tu Visión

Recibe la suave caricia del Aliento
Y calienta el recinto donde Tú eres
El silencioso residente
Desde siempre y para siempre

Más allá de lo profano
Más allá de lo sagrado
Más allá de los pares de opuestos
Más allá del deber, del ganar, del lograr
Y de toda pérdida
Más allá del ascenso
Más allá del saber
Por encima y por debajo de todo
Ni afuera ni adentro
Ni saber ni sentimiento
Yo Soy

Y ahora…. Sal por esa puerta
Has llegado a la estación
Entra al hogar con ganas
O sin ellas
Toma el alimento
Que sostiene este tránsito
Y sabiendo y sintiendo
Sé lo que eres
Bebiendo, comiendo, durmiendo y haciendo
En la comprensión clara e iluminada
De que nada te está tocando
Nada te está moviendo
Y sigue por un tiempo
Como las aspas del ventilador
Recién apagado
Revolucionando
Hasta que sea dado

Sé feliz porque conoces la felicidad


Maria Luisa

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Excelente!

Seamos felices ( =

MARIA LUISA dijo...

Gracias por asomarte............... el reflejo, como en un espejo, se muestra feliz, cuando se sabe que está siendo visto desde la felicidad misma de su origen…

AdA... dijo...

¡Vaya, descubrí una bonita sonrisa!

Me alegra haber pasado por aquí...

Encantada de haberte leído, una vez más, y de haberte visto por primera vez, querida Maria Luisa.

Un abrazo...

MARIA LUISA dijo...

Ada!!! qué gusto... gracias por pasar, gracias por expresarte, qué alegría.... :) si, esa es la sonrisa en el espejo.... has conocido mi reflejo ... un beso y un abrazo

Amigos

Buscar en este blog