sábado, 20 de febrero de 2010

Canto a la conciencia de Ser Conciencia Gozo


 
 
La realidad siempre ha sido y todos los modos, las cosas que he percibido como esta vida han estado en la realidad... ha habido interpretaciones, claras o confusas de lo que Soy... aún así, lo que Soy siempre ha sido... las formas como me he expresado, lo que Soy y como eseidad, han estado sujetas a algo, una continuidad que no está en manos de nadie, solo ha sido como Es.

La presencia auto-luminosa es íntima… inmediata, es inevitable, aunque pareciera que las ideas plantearan lo contrario.

Ideas y sensaciones revolotean en este infinito cielo de conciencia, envolviendo paquetes que se sostienen en la atención. Forman identidades e historias, que se filtran por los lentes de colores del juicio y el hábito, y se ven como gratas o indeseables... armando la ilusión de ser una entidad separada, distinta, única y autosuficiente, que se mueve por el río de la vida.

Las dejo ir, moverse, no me las apropio.

Mi mirada, como un vuelo… es libre por siempre.









Mi canto se hace miles de voces. Abarco y contengo toda existencia. Esto… lo absoluto que Soy, donde nada queda insolvente… donde dualidad o no dualidad carecen de significado. Donde tiempo y espacio son dimensiones inexistentes en realidad. Forma y contenido son empaquetaduras mentales que arman sentido de ser en esta tierra.

Así tomo riendas de lo real, expresándome como todo lo manifiesto y lo in-manifiesto, lo existente o por existir. Cuanto conciba está en Mí, y tiene su semilla contenida para el despliegue.

No dejo que la confusión haga nido, porque ya  la esencia es conocida, la que siempre ha sido, la que ha parecido ser ignorada. En el destello inesperado, como en un espejo lleno de luz, la realidad de Ser se muestra en pleno. Todo alivio, sin carga ni culpa, sin temor o dudas, libre por siempre y desde siempre. En la acogedora y bienhechora tranquilidad se muestran los cantos y bailes de la existencia.









Infinidad de reflejos emergen de Mí, esparciéndose por todo el campo consciente. Siendo lo que Soy, en el aparente olvido, había buscado mi corazón. Mirando hacia afuera parecía estar perdido... y ¿qué puede ser más próximo que mi propio centro? El reflejo regresa a su fuente, produciendo el resplandor repentino en que mente y conciencia se han comprendido como no dos, cuando desde Mí me he visto en el espejo diáfano e inmaculado de la conciencia esencial.
 
Esto es una ofrenda de agradecimiento a R.Malak, por su comprensión y por hacer constantemente de espejo. 
Namaskar

4 comentarios:

QUEOQUINA dijo...

María Luisa, que hermosa ofrenda, llena de sabiduría, nada que agregar todo esta dicho, gracias.

MARIA LUISA dijo...

Gracias Queoquina, es lindo que lo aprecies.

José Antonio Delgado dijo...

Hola Maria Luisa:

He leído tu entrada y, fíjate, se me han puesto los pelos de punta! Una auténtica sincronicidad, desde luego. El mensaje que encierra mi próxima novela es, precisamente, ese!

Gracias.

José

MARIA LUISA dijo...

Qué hermoso Jose Antonio... te deseo el mayor de los disfrutes en la elaboración de tu novela... avísame cuando salga.

Amigos

Buscar en este blog