jueves, 26 de junio de 2008

Uno no es un objeto soñado


Uno no es un objeto soñado...

uno sueña todos los objetos...
uno no es lo observado....
sino que por uno, existe la observación, existe el observador y existe lo observado
... en uno Es todo lo que viene a ser

Creer que uno es un objeto soñado, es paralelo a creer que uno es una creación de Dios (típica idea religiosa), o un individuo que nació y morirá (idea muy generalizada, :D). Justamente eso es lo que uno no es. Cuando se dice yo, se cree que se apunta a la persona, a la entidad de cuerpo, mente, emociones, sensaciones, y esa es la raíz de toda confusión de identidad y existencial.
El Si Mismo o Ser está más allá de cuerpo, de mente, percepciones y sensaciones... y cuando aparece como eseidad (yosoidad, ego, persona, organismo, etc)... es como que se volviera el centro perceptor del mundo... está mirando la existencia manifiesta desde un punto de vista particular. Sin embargo esto no convierte al Si Mismo o Ser en una entidad, sino en que aparentemente se ha hecho limitado en medio de una multiplicidad. Esto es lo llamado Maya, o ilusión. Para seguir el punto, esto sería el sueño soñado.
Mientras uno se considere una entidad, ya sea separada o unida a lo que sea: cosmos, universos, conciencias, seres o entidades , está confundiendo su verdadera naturaleza no nacida, no dual, y está inmerso en el sueño de la dualidad como si fuera real.
Despertar a este sueño no es negarlo, sino vivirlo en plena conciencia de lo real. Y qué alegria….

Maria Luisa

No hay comentarios:

Amigos

Buscar en este blog