martes, 27 de enero de 2015

Date cuenta de cómo surge el pensamiento de ser, la sensación de ser. Esto sucede en Si mismo y genera ilusión.


Después de unos intercambios por mail, esto nos escribió M:

M: Hola, muchas gracias. No logro entender la explicación. Les hago unas preguntas a ver si puedo comprenderlo y les digo que es lo que interpreto. 

Cuando dicen:
“Esto que comentas no es teórico, sino que te has dado cuenta, ¿cierto? Siendo esto así, ¿quién eres tú?”
Lo que interpreto es que aparecen sensaciones, pensamientos, imágenes. Pero también existe la sensación de que estoy "yo" y lo demás, o sea, yo observando el pensamiento, yo observando la emoción, yo observando la imagen. 

Pero a la vez, tengo la intriga, de que esa sensación de "yo" también surge de igual forma que los pensamientos, sensaciones y demás percepciones. Por eso me siento muy confundido y me lleva a pensar: "quien esta confundido?", interpretando que lo que soy no puede estar confundido, ni estresado, ni buscando, ni deseando, ni sintiendo, si no que lo que sucede es que hay confusión, hay estrés, hay deseos y hay una sensación de "yo" junto a ellos. Me explico bien? Es algo que no termino de comprender y me trae mucha confusión. 

Cuando dicen:
"Sólo date cuenta de cómo surge el pensamiento de ser, la sensación de ser. Esto sucede en Si mismo y genera ilusión."

¿Puede ser que es a eso a lo que se refieren?

¿Podrian explicarme mejor los conceptos de "continente de conciencia", "concepciones conscientes" y "Si mismo"?

Con respecto a la pregunta
"¿de qué tiempo y de qué yo hablas?".
No sabria responder, la verdad que estoy muy confundido.
Les agradezco mucho, abrazos

ML: Hola M.
Veo que es conveniente hacer algunas aclaraciones teóricas para que tengamos un lenguaje en común. Te daré las bases ontológicas que usamos para lenguajear con los consultantes. Si después de leerlo siguen las dudas, puedes replantearlas teniendo en cuenta estos principios.

Ser-Conciencia

El Ser, que es Si mismo -lo absolutamente esencial- se mueve, y dicho movimiento es Conciencia.

Ser- Conciencia- Plenitud

La Conciencia se despliega plena, como un infinito continente que alberga todo. A esta cualidad la llamamos conciencia como continente. Como un anfiteatro donde sucede la manifestación.

Cada cosa, cada pensamiento, cada sensación o emoción, la concepción del tiempo (lo que pasó, lo que pasará), la concepción del espacio (aquí, allá), están contenidos en la conciencia. A esto lo llamamos contenidos de conciencia o contenidos conscientes.
Los contenidos conscientes surgen y se ordenan, creando una cohesión entre ellos, una secuencia, y para esto se requiere del espacio y del tiempo.
La función consciente que hace esta organización es la mente.
La mente es una función de la conciencia que crea el espacio y el tiempo, generando medidas en lo que en esencia es infinito y eterno.

El primer contenido que se ordena para que se manifieste el yo aquí y las cosas ahí, es el pensamiento “yo soy”, que viene acompañando a la sensación “yo soy”. Así acontece la apariencia más fuerte en el anfiteatro del continente de conciencia: Yo soy el observador separado de las cosas.

La aparición del mundo, el cuerpo y el yo, es simultánea en la conciencia.

Por tanto, toda la experiencia de manifestarse como el sujeto que conoce los objetos, tiene su raíz en la idea de “yo”. Y al mecanismo o función que hace esto lo llamamos mente.

La conciencia como continente alberga entonces al sujeto (idea de yo soy separado) debido al ordenamiento de contenidos conscientes, y al resultado de esto lo llamamos conciencia centralizada.

La conciencia centralizada como yo soy alguien separado de lo demás, yo tengo carencias, deseos, ambiciones y necesidad de felicidad, construye el ego.

Aquí seguimos a la disposición.

Un abrazo,
R.Malak y Maria Luisa


lunes, 12 de enero de 2015

PENSAR Y TENDENCIAS.


Abrimos los ojos y ya estamos pensando, y si hubiéramos puesto atención al flujo consciente durante el sueño, reconoceríamos que estos pensamientos no han dejado de aparecer durante toda la noche, o casi toda. Durante el día los pensamientos parece que están bajo nuestro control, es posible que nos demos cuenta de su presencia y entonces procedamos a clasificarlos como pensamientos aceptables o inaceptables. Sin embargo, durante la noche los pensamientos han sucedido y fluido sin control, presentándose como sueños aparentemente ajenos a nuestra cotidianidad.

Hay un flujo constante de imágenes y conceptos, unas veces solo imagen, otras, el concepto domina todo, y muchas hay una mezcla, casi imperceptible, de imagen saturada con el velo del concepto. Un concepto es una verbalización, una palabra o grupo de ellas, que se asigna a una imagen o serie de imágenes.
Consideramos el pensar como si fuera una acción voluntaria con la que uno crea y ordena ideas. Pero, respecto a esto, se pueden plantear una serie de dudas: ¿Es cierto que uno crea ideas o pensamientos?, ¿cómo se crea un pensamiento?, ¿decido pensar en algo?, ¿de dónde surge el deseo de hacerlo?, ¿no es, acaso, el deseo, un pensamiento que ha surgido por sí mismo?

Hay un término interesante usado por los estudios védicos, vasanas, con lo que se refieren a las tendencias, las inclinaciones que tiene una persona, muchas de las cuales ya están ahí cuando nace el bebé. ¿De dónde vienen estas tendencias y cómo se forman? Estudiosos de varias disciplinas han organizado las distintas expresiones de la personalidad en grupos, desde la Astrología hasta el Eneagrama, pasando por los Arquetipos Junguianos y otros modos de clasificar que usan distintas ramas de la psicología. Cuando expresas una personalidad, esta ya viene conformada por un carácter con el que naciste, al que se le suman los modos como asimilaste las experiencias de tu vida en los primeros años y en adelante. Eres ya una persona formada, y a estas alturas tienes inclinaciones, expectativas, ideas y creencias bastante arraigadas, con las que interpretas los hechos, los sentimientos y las experiencias en general. A esto se le llama condicionamiento. Los condicionamientos marcan el comportamiento, puesto que cada cosa que sucede la filtramos por los velos de nuestra interpretación, basados en estos condicionamientos. Así es como asumimos las situaciones y atesoramos nuestras creencias, que no son más que ideas que sostenemos acerca de la vida y el acontecer. Nuestras creencias orientan nuestros pasos, nos reúnen con personas de creencias afines y nos alejan de personas con ideas que no encajan con ellas.

Todos los pensamientos son contenidos de la conciencia. Como peces en el agua, están ahí, sumergidos. La mente, que no es algo que exista propiamente, sino que es una función de la conciencia que ordena los pensamientos a un nivel muy sutil, de una forma imperceptible, selecciona los pensamientos, ordenándolos en una secuencia causal. Es algo que se escapa al razonamiento, causas y consecuencias, un orden que parece hacer transcurrir el tiempo. Y este es el milagro y la magia de expresión de la conciencia, que permite la ilusión de ser alguien que piensa, que existe y que hace, cuando en realidad, solo la esencia Es, Si mismo, Ser Conciencia en Plenitud.

Maria Luisa




lunes, 5 de enero de 2015

El yo no es algo, es solo el nombre que la conciencia se da a si misma cuando está operando la mente



P: Lei que Rupert Spira escribio: "Al principio, parece que estemos en el mundo, luego el mundo parece estar en nosotros, y finalmente la distinción entre nosotros y el mundo se disuelve". Bueno, lo que siento es que antes me identificaba con que estaba en el mundo, y cada vez soy mas consciente de que todo esta dentro mio, de que todo surge en mi y desaparece en mi, y lo que yo soy no tiene forma alguna,

ML: Esto que comentas no es teórico, sino que te has dado cuenta, ¿cierto? Siendo esto así, ¿quién eres tú?

P: si no que es el espacio donde surgen todas las formas(pensamientos, percepciones, sensaciones, objetos).

ML: Esta respuesta si es teórica. Ampliando tu entendimiento teórico te invito a que veas el espacio donde todo aparece, como el continente de conciencia donde se mueven los contenidos conscientes: pensamientos que aparecen, emociones que se sienten, acciones que se experimentan, tiempo que es medido, espacio que da la impresión de rodearte, cosas que son concebidas. Entre este espacio consciente, todo aquello de lo que se es consciente no está separado del darse cuenta de ello, es más, depende de este darse cuenta. Todo aquello que es concebido, es conciencia por eso mismo, son concepciones conscientes.

P: Pero entiendo de que esa no es la realidad ultima, sino que no hay un experimentador experimentando algo, si no que esta solo la experiencia del momento, sin un "yo experimentador" y "algo experimentado" separados.

ML: Obviamente, en las dos disertaciones anteriores está contenida la resolución de esto. Lo primero es averiguar (dándote cuenta) qué es ese yo que contiene todas las cosas. No la respuesta teórica de ser el espacio.

P: Mi duda es si sera cuestion de tiempo? sera que al irme identificando con el espacio en donde todo surge y desaparece este "yo" se funda?

ML: De nuevo, ¿de qué tiempo y de qué yo hablas? Yo no es más que una palabra con que Si mismo se autodesigna. Esto sucede debido al funcionamiento mental. Es preciso conocer este funcionamiento para darse cuenta de cómo arma la ilusión de ser ese yo que no eres y nunca has sido. En el infinito continente consciente surgen los pensamientos, y el pensamiento raíz de todos los demás es el pensamiento “yo soy”. Esto de inmediato genera la ilusión de estar contenido en el espacio, interactuando con los demás contenidos conscientes. Pero este yo no tiene existencia propia ni independiente. Es un pensamiento. No hay que eliminarlo, y por más que el pensamiento se funda, es decir, desaparezca -como de hecho lo hace todas las noches en el sueño profundo-, va a surgir de nuevo, porque en eso se basa esta manifestación de ser y experimentar. Sólo date cuenta de cómo surge el pensamiento de ser, la sensación de ser. Esto sucede en Si mismo y genera ilusión.

Es bueno que clarifiques la idea de que tiene que pasar algo con el yo. Te repito, el yo no es algo, es solo el nombre que la conciencia se da a si misma cuando está operando la mente. El que se funda no tiene sentido, ya que jamás ha sido algo que se haya separado de Sí mismo.

P: Ah, otra cosa que quisiera saber su opinion, actualmente estoy practicando un consejo de Rupert Spira que el dice que cada vez que el pensamiento se vaya buscando la felicidad en algun objeto, le pregunte a la mente, "a donde vas y por que?", para asi caer en cuenta que ningun objeto, persona ni situacion puede garantizarnos la felicidad, esto creo que esta calmando mucho el pensamiento en mi y me esta llevando a estar mas presente y relajado, entiendo que cuando no hay pensamiento siento paz y no siento falta, no siento imperfeccion, no siento insatisfaccion, ni necesidad, que opinan de esto? Muchas gracias

ML: Para responderte esto último, primero aclara lo de la pregunta anterior. Verás como se responde solo.
Eliminar los pensamientos no es fundamental, siempre habrá pensamientos. Lo importante y sí imprescindible, es comprender cómo el pensamiento Yo soy, es constructor de identidad, mundo y separación. Una vez resuelto esto, y reconocida la plenitud inherente a Ser, los asuntos sobre dónde está la felicidad ya no tienen sentido.

Seguimos quedando a tu disposición para cualquier otra duda.

Un abrazo.

Amigos

Buscar en este blog