miércoles, 6 de junio de 2012

Expresiones de lo Esencial (R.Malak)



Lo esencial no tiene más labor que dar gloria a la gloria, sembrando constantemente semillas en el horno interior. Hubo y habrá miles y millones de expresiones de sabiduría, todas han bebido y beberán de las mismas fuentes eternas. El Ser no puede llegar a Ser, ni terminar, ni moverse de lugar, pues está más allá del tiempo y el espacio. No tiene partes, es idéntico a sí mismo, y la verdad, que es una, ya sea en este lugar o en otro, no tiene tiempo. No se puede concebir la existencia del vacío ni se puede acallar lo invisible: “las aves celestiales” cantan y llenan el espacio mientras disfrutamos de la vida plena. Unas enseñan sobre la igualdad y la hermandad de la humanidad, otras sobre el amor de Dios o sobre la letra de la ley. No son menos las que rechazan la dominación del sacerdocio y enseñan a la gente a ser luz de sí mismos, y las que enseñan acerca de la comprensión racional y la acción desapegada.

En puro amor intenso, estos sabios la llamarán por varios nombres, es la verdad que nos llega de distintas formas. La realidad, aunque se presente en distintas direcciones o disfrazada de varias maneras, abrirá diferentes caminos que elegiremos y todos nos conducirán a si mismo.

De alguna parte salió la confusa idea de que hay que descartar el ego. La gente tiene la idea equivocada de que sus sabios no tienen una expresión identificada, así que por ello suponen ideas cristalizadas acerca de lo que es la espiritualidad. Para estas personas, tal vez mayoría, estas “aves de paso” son personajes que no funcionan del cuello hacia abajo, viven sin impulsos, sin emociones y desplegando una permanente sonrisa. Y aunque sabemos que el yo funcional es necesario para la existencia, aún permanece esta confusión.

Todo momento tiene su hora, resuenan los sones de si mismo tras un fondo profundo de estrellas, el transportador está trabajando ya y el destino ha sido fijado. Hay algunos que han dormido en la ruta, pero reina el murmullo de salida. Estas grandes expresiones de sabiduría no dual han sido agitadores, manifestaciones que no podrían ser consideradas como pequeñas, grandes sabios, precisamente porque su vehículo funcional se muestra desde el si mismo. Fue a través de sus conciencias centralizadas, como vehículo funcional, que han llenado de luz las mentes de los que tuvieron el privilegio de estar en sus cercanías.

Esas estrellas son como luces que puntean desde el azul de los cielos, se muestran constantemente. Estos sabios marcan rutas dejando huellas, así que ya no se puede acallar lo invisible aunque el consumismo pretenda comercializar lo real. Permanentemente seguirá habiendo las guías que, con su caminar, llenan al vulgo de maravillas. R.Malak

No hay comentarios:

Amigos

Buscar en este blog