miércoles, 21 de marzo de 2012

Rutas de comprensión




Al abrir los ojos a la vida te encontraste con miles de estímulos. Cada día sucede de nuevo lo mismo. Como entrar a un parque de atracciones por primera vez y si no te destacan alguna atracción en especial, no sabes por dónde empezar. Lo mismo sucede con el inmenso mundo de la enseñanza del autoconocimiento, que también llaman crecimiento personal o búsqueda interior, desarrollo del individuo, evolución consciente y muchos nombres más. Vistos afinadamente, parecería que todos apuntan hacia un mismo objetivo: encontrar la felicidad. Así se busquen cosas, éxito, logros, poder y demás, el fin de todo ello es lo mencionado: felicidad.

Puedes disfrutar todo lo que se presenta, puedes ordenar tus ideas, gozar de inspiraciones y principalmente tratar de comprender dónde estás parado.
Puedes experimentar la vida y tratar de explicarla. Puedes proyectar tus fantasías, soñar y también sobrepasar tus pesadillas. Recuerda que el que fantasea y sueña eres tú.
Puede que la forma como estás entendiendo tu vida sea clara y armoniosa, o también podría ser confusa. Puede que en este momento te encuentres con alguna piedra que tranca tu camino o te sientas enrollado. A lo mejor te sientes como dentro de un bosque y solo das vueltas entre los árboles que no te permiten ver la salida.
Cuando no sabes lo que te pasa o te encuentras desorientado, siempre puedes buscar ayuda. Se muestra que hay miles de vías posibles y muchas personas generosas dispuestas a dar indicaciones, mostrar rutas, cada una con diversos mapas, señales o enfoques sabios.

En el corazón de cada persona brilla la compasión aunque esta no lo haya descubierto.
Los que si la han descubierto es porque han sido capaces de comprender- e incluso quitarse - las máscaras que hacían una separación entre tú y ellos.
Las diversas disciplinas de auto-conocimiento son rutas marcadas por mapas que han ideado las personas después de que han hecho ellos mismos esos recorridos. Algunos están aún recorriéndolas al mismo tiempo que las comparten con compañeros de viaje.

A veces, dependiendo de las motivaciones que nos empujan en este caminar, tenemos la suerte de toparnos con alguien que ha adquirido completa maestría en la comprensión de si mismo, ya recorrió la ruta y se encuentra en el reposo del que encuentra. Eso es una fortuna. Te puede ayudar de forma muy directa a encontrar el origen de cualquier confusión.

Una vez comiences un camino, comprende que los pasos los das tú. Eres el caminante que aprecia todos los paisajes de este mundo.
Puedes contemplar el arcoiris e incluso soñar que transitas por él hacia el pozo de la felicidad y la riqueza, pero nunca olvides que el arcoiris está hecho esencialmente de luz. El arcoiris comienza y termina, tiene muchos colores, pero la luz es infinita y siempre presente. Hay muchos caminos igual que colores, y tú vas por alguno de ellos, pero no olvides: el que lo transita eres tú. Hay millones de estímulos, pero el que los tiene eres tú. Hay comprensión y también hay confusiones, pero tú estás siempre delante de todo ello.

Eres quien observa todos los estados, todas las variaciones de estímulos, percepciones, experiencias, recuerdos, imágenes, fantasías, ideas, emociones y acciones. Para que algo lo conozcas debes estar primero ahí para conocerlo. Para sentir algo, primero está el que siente. Tú no puedes escapar de ti mismo. Solo sabe que tu esencia no es lo que observas, sino eso que observa. Tu personalidad es variable, tu cuerpo es variable, tus condiciones en cada momento van cambiando. Conocerlos es saber usar el instrumento de expresión que la vida te ha dado para caminarla. Y Saber desde dónde los estás conociendo es haber reconocido lo esencial de ti mismo, la pura conciencia que sostiene todas las cosas.

Maria Luisa


2 comentarios:

Juan dijo...

La "Des_Gracia" es - que en la ruta hacia el Ser, expresamos claramente que estamos separados. En la ruta hacia la comprensiòn, expresamos que hay algo que comprender. El dia que dejemos de caminar y de intentar comprender, solo quedara lo que nunca se fue, el corazon.

La "Gracia" es, que suceda, sin esperar que suceda.

La No_Ruta de la comprensiòn

MARIA LUISA dijo...

Gracias Juan!

Amigos

Buscar en este blog