martes, 11 de octubre de 2011

Querer manipular las leyes de lo que se manifiesta


Foto: Isabel Obeso


Las leyes de la manifestación operan por sí mismas.
La pretensión de querer manipularlas es un claro síntoma de ego,
por tanto es una operación que desvía
en la búsqueda de claridad acerca de lo Real.



P: Querida María Luisa... hoy busco  a tientas... de pronto apelo a la ley de atracción, algo funcional u operativo que pareciera entregar la magia del universo o la conciencia... desde el punto de vista de la NO dualidad, qué significa la ley de atracción? y si tiene sentido hacerse esta pregunta bajo esa óptica, saludos

Hola, buen dia. Agradezco tus inspiradoras preguntas, hacen que se suelte la comprensión.
Tu pregunta está hecha desde el punto de vista del individuo que ansía transformaciones, y nosotros apuntamos directamente a la comprensión fundamental que no es del dominio de la parte, sino de lo real. Algo que quizás choca cuando las ansias son consideradas como algo personal y particular, como que nos pertenecen y a las que tenemos derecho. Sin embargo el apuntar bajo la mirada no dual no se inmiscuye con las transformaciones de los puntos de vista y referencias de la persona, ni con la adquisición de modos más eficientes para funcionar, ni con lo que la persona puede ganar para si misma como alguien separada de los demás. Y no es que todo esto sea despreciable, sino que sabemos que la comprensión real hace funcionar fluida y eficientemente la expresión particular en cada identidad cuando el impulso que nace de lo esencial no es interrumpido por el egoísmo o sentido de separación.

Te diré cómo veo la No dualidad.
No dualidad es un nombre más para la comprensión de la realidad. Si te das cuenta verás que cualquier comprensión se sostiene en puntos de vista, ópticas, como dices. La no dualidad, como modo de señalar, apunta a que no hay dos, yo y el mundo, yo y Dios, yo y tú, yo y mis deseos.
La comprensión de la realidad solo se da si se ve como y desde la realidad misma, omniabarcante, sin preferencias, sin juicios, así que ¿dónde estarían los deseos? ¿qué ley usarías para satisfacerlos?, o sea, ¿para el provecho de quién?
Mencionas la magia del universo o la conciencia como algo que puede ser recibido, y la pregunta sería, ¿recibido por quién? ¿Acaso el Universo es distinto de ti?
El deseo de vivir la magia sigue apuntando a algo ajeno y distante a ti.
Todas las leyes operan el funcionamiento de los fenómenos, pero la no dualidad apunta a reconocer el Noúmeno, no como diferente o separado de los fenómenos, pero sí más allá de ellos. Lo atemporal y a-espacial, lo que siempre es a pesar del constante movimiento que es presenciado en la conciencia, por la conciencia misma, iluminado desde Si mismo.
Percibir desde la realidad implica "dar un salto atrás", reconociendo y siendo el testigo de todo movimiento (pensamiento, acción y emoción), ubicarse en la observación sin juicios de un solo salto, sin intermedios o procesos, puesto que Esto siempre Es, siempre está suavemente aquí, presenciación pura del constante y fluido milagro del Universo.

Saludos, Maria Luisa

4 comentarios:

Juan dijo...

Mas bien parece "Que dar un paso atrás" si que es un intento vano de manipular una ley Universal, la imposibilidad de uno mismo de ubicarse sin juicios, pues quizás se pueda contrarrestar al intelecto, pero el cuerpo emocional habla sin permiso, y esa es la realidad, cualquier intento de dar un paso atrás es una entelequia. La transposición es una Gracia. Podemos entregarnos a ser testigos pero involucrados per se. Y luego Dios dirá.

Juan_Ma_puntualizando

MARIA LUISA dijo...

Hola Juan.
Apunto que "es como" dar un salto atrás. Eso implica que mientras estás sumergido en la dualidad ves diferencias, y dar un salto atrás es un símil señalando que no eres un sujeto que ve objetos, sino que eres la presenciación de la dualidad (sujeto-objeto). No un testigo, porque eso apunta de nuevo a otro sujeto, otra sutileza del ego, sino la atestiguación misma. Para señalar la Realidad (la verdadera realidad) no hay palabras con que se pueda hacer con precisión exacta, así que se usan símiles que sirvan en primera instancia a la mente que sólo capta conceptos y diferencias. Una vez la mente está quieta, cristalina, puede que se transparente, se muestre, lo Real. Lo real se ve solo desde lo Real, siendo lo Real... y aquí otra paradoja que el ego no puede capturar, ya que lo Real siempre es, mientras que el ego es una superposición temporal, una sombra. "Da un salto atrás" y verás que eres quien ve la sombra, y aunque esta parta de tus pies en el piso, no es una realidad impuesta a Ti. Y esto es otro símil, porque lo que eres tampoco es el cuerpo. .... .... .... punto por punto llegaremos a salir de los embrollos de la mente? quizás no terminemos nunca... ya que la mente es como una serpiente que se muerde la cola, enrollada sobre si misma. Eres lo que conoce a la mente y no lo que dice la mente.

Un abrazo y gracias por tu comentario que ayuda a clarificar en la medida de lo posible.

Juan dijo...

Esta ultima explicación por tu parte Maria Luisa me es completamente satisfactoria, pero en el texto ensayo no hablas de "Como... un salto atrás", aludes a un salto atrás. Tal como yo lo he entendido apuntando a un procedimiento con la consecuente ganancia. El misterio que subyace a una mente en quietud es que desvela la única realidad "La unidad", pero no me puedo decir a mi mismo voy a dar un paso atrás y situarme en quietud, desindentificandome. Por tanto se hace necesario pasar por el tramo del testigo implicado, de la auto_conciencia, hasta que en un instante se sufre un rapto, o como mínimo percibes una cierta numinosidad en todo lo que te rodea. Digamos que hay un ofrecimiento, un sacrificio, una espera, pero no un procedimiento de dar un paso atrás. Es mi opiniòn

De todas formas muy amable por tus impecables textos.

Juan_Ma_Puntilloso

MARIA LUISA dijo...

Juan, punteas: "Por tanto se hace necesario pasar por el tramo del testigo implicado, de la auto_conciencia..."

ese es el salto atrás...

colocarse como testigo se indica cuando la idea de que soy alguien separado está presente en el que escucha... entonces debido a la indicación hecha de colocarse como testigo, le aparece la idea: "me coloco como testigo, por tanto no soy lo atestiguado..." son ideas que aparecen... y entre ellas mismas la mente va llegando a un punto de paradoja, como de cortocircuito... y entre este asunto de estar presenciando 'la idea de que soy testigo' y el punto real de que en efecto 'eres puro atestiguar' no queda ni un milímetro de distancia... de pronto estás viendo desde donde siempre has visto... solo que las ideas que se apreciaban como ciertas se desvanecen o ya dejan de ser validadas... es todo un 'juego' consciente de lo más serio... donde la realidad nouménica brilla por si misma sin las nubes del pensar.

Es muy acertado lo que mencionas de que no hay un procedimiento que te lleve de lo que no eres a lo que eres, y es que todo procedimiento es la mente funcionando y la mente es la que indica que eres lo que no eres... la Gracia viene de Ti mismo y todo deseo surge de Ti mismo, de lo Real de Ti... la persona (como máscara) el ego (como sombra) todo ello (como ideas), son solo lo que se presencia.

Buenos puntilleos, saludos!

Amigos

Buscar en este blog