sábado, 24 de diciembre de 2011

Feliz Navidad


Queridos amigos lectores, comparto estas joyas de R.Malak con ustedes, en el deseo de ofrecer un regalo lleno de sentido en estos dias donde los regalos sin sabor abundan por doquier. Una muy feliz Navidad para todos, de parte de R.Malak y Maria Luisa
1. Que la llama de la Luz interior ilumine sus instantes:
2. “Revelemos los secretos que están escondidos que se abran como el botón de un flor del acantilado lo que está más allá del conocimiento y es lo que da sentido al saber y toquemos los corazones, conversando, abriendo una avenida de dos sentidos”
3. "El pez de la verdad se mantenga vivo en el mar océano indescriptible, esa verdad que se digiriere en el momento, y no dejarla para divagaciones mentales".
4. “La comprensión es siempre repentina y la liberación es gradual.”
5. “No es posible que uno adquiera conocimiento, uno es conocimiento.”
6. “La meditación nos trae lo nuevo, eso que no está en el área del pensamiento, siendo por tanto el silencio del pensamiento.”
7. “Una cuestión es saber algo y otra muy diferente es haberlo integrado vivencialmente.”
8. “El conocimiento externo es una cáscara comparado con el saber de Ser.”
9. “El mismo espejo que muestra el mundo como es, también mostrará su rostro.”
10. “En presente activo, en la instantaneidad, el Ser usa la inteligencia, la belleza, la luz, la compresión que no es de dominio de la identidad.”
11. “Todos podemos hablar de la miel, pero el arte de fabricarla es sólo de las abejas.
12. “No se trata de construir un nuevo ser, sino de Ser nosotros mismos realmente.”
13. “Al elaborar un yo rígido definido y separado de la totalidad, viene gratis el sufrimiento.”
14. “No hay absolutamente nada que alcanzar, excepto entender que no hay absolutamente nada que alcanzar.”
15. “En nuestro interior está un potencial desconocido, Ser no desplegado.”
16. “En si mismo, el tiempo se convierte en eternidad y el espacio en infinitud.”
17. “Cuando aceptemos profundamente el momento tal como es, tome la forma que tome, estaremos serenos, estaremos en paz reconociendo la felicidad”
18. “Todos estamos realizado, dotados de sabiduría y virtud, pero debido a una manera engañosa de pensar, no nos damos cuenta.”
19. “Se llama la senda a la eliminación de cualquier intermediario entre la persona y Si Mismo, lo Real.”
20. “Estamos tan acostumbrados a concebirnos como cuerpos con conciencia que nos resulta muy difícil aceptar, o al menos entender, nuestra condición real, que somos el Si mismo, o sea conciencia con cuerpo.”



viernes, 16 de diciembre de 2011

Blancas y Negras



Luego de muchos meses de intensa actividad física que hemos utilizado para armar un nuevo hogar con los recursos que la esencia está presentando, está apremiando que me exprese, nuevamente, llenando las líneas de lo que arma este blog. Quizás aparezca un discurso un poco desordenado, tal como un volcán que ha esperado siglos para erupcionar, y cuando lo hace, todo lo abrupto de su potencial sale disparado a un solo tiempo. Este texto está lleno de amor, espero que no sea confuso, porque al fin y al cabo al publicar estos textos estamos compartiendo y siempre es de suponer que alguien recibirá su lectura. Me lo tomaré como me tomo a veces el juego de ajedrez… un lapso de expresión e intenso disfrute.

Llevo un año jugando ajedrez con Malak, juego que empezamos a compartir cuando pasé por un período de convalecencia tras una operación. Ir jugando disciplinadamente, espontáneamente, cada día, este juego, ha sido un proceso de enorme maestría. Un adiestramiento de atención, o más bien, una demostración de cómo la atención produce sus efectos. La maestría en la focalización, movimiento, relajación o estrechamiento de la atención es lo que muestra cómo se va formando el universo de realidades objetivas y subjetivas que parecemos vivir. Mientras no descubramos esto, seguiremos creyendo que somos víctimas de las circunstancias. No olvidemos que somos EL sostenedor de la atención, y de los objetos de ella. He ahí la infinita libertad.

Porque nada hay realmente aparte de la esencia, porque las ideas que tenemos no son la realidad, y lo que es real es indescriptible, nuestra comprensión fluctúa entre visiones, espejismos, chispazos de claridad, comprensiones, y lo que sostenemos por períodos de tiempo, con apego y extremo afecto, constantemente tratando de dar sentido a la existencia, armando explicaciones sobre nuestro propio sentido, todo desde el instante en que hemos sido capaces de racionalizar y concebir, formar conceptos a modo de imágenes y fonética, dando una fuerza de valor a todo ello, lo cual no es más que el simbolismo con que representamos nuestro devenir. Todo a partir de haberme diferenciado, como separada de la esencia creadora, y como integrante de un universo que parecía existir antes que yo… me he diferenciado como conciencia centralizada que se arma con cuerpo, mente y emoción. Me he vuelto yo, olvidada del Si mismo Real, infinito, indescriptible. Me he considerado un ser objetivo en un universo lleno de objetos diferentes. Olvido de la fuerza esencial, sostenedora y permanente que en verdad soy. Me intuyo total, pero en la diversidad no encuentro totalidad, ni plenitud, a menos que regrese a mirar desde el origen.

Formado el juego dual entre lo que soy y no soy, (soy las blancas, soy las negras), puede suceder el olvido de que Ser es todo lo que hay, lo que es, lo que ha sido y será. Como decía Malak en su escrito de año nuevo 2012, un par opuesto no puede existir sin su complementario, estos existen y son en forma simultánea. No hay bien sin mal, ni alto sin bajo. He ahí el misterio aparente de lo que se produce con el sostenimiento de una atención focalizada. Se destaca un aspecto, dejando el otro aspecto contrario sumergido, pero no ausente. Y esta es la razón por la cual se genera la tensión. Como conversaba con Malak anoche, la esencia se expresa en dos modos (si es que quiero representarlo), tal como lo hace la luz… como onda y como partícula… todo depende, según también constata hasta ahora la física cuántica, de la ubicación del observador.

En este sentido, y aunque todo esto pueda resultar complejo, estoy intentando ordenar algo que emana con fuerza a modo de una comprensión intuitiva. Soy la creadora, el creador, de cualquier realidad que yo misma sostenga. Soy el Si mismo, y nada hay o es aparte de eso que soy, pero la luz hace juegos de sombras en las paredes de la mente, como la cuadrícula blanquinegra del tablero de ajedrez, dando espacio para que se vayan ubicando las piezas. Por tanto, soy creadora de mi realidad manifiesta desde el punto de vista en que me ubico, ya sea como testigo sin juicios o como personaje involucrado. No inventamos los pensamientos, los seleccionamos. Todos allí, como peces nadando en el mar de la conciencia, los voy pescando, los recojo, los sostengo, pero aunque no quiera, finalmente los devuelvo al mar. La mente, que no es más que pensamientos recogidos en diversas formas y procesos de ordenamiento, surge del ser, se sostiene en el ser y regresa al ser… lo cual implica que nada hay aparte de Ser.

Somos creadores de lo que vivimos. Al recoger un pensamiento estamos sembrando una semilla, al plantar un deseo, este irremediablemente dará sus frutos cuando las condiciones de riego, sol, temperatura, sean adecuadas. Es decir, cuando deseamos algo, esto se hará manifiesto tarde o temprano. El asunto es que al desear, dejamos de lado, sin prestar atención, tanto el aspecto oscuro o contrario de lo que estamos planteando, como las posibles consecuencias del hecho o cosa tan esperada.

Cada vez que sostengo una creencia, cualquiera que sea, estoy generando leyes a las que me tendré que someter, mientras no recuerde que toda idea es evanescente, es solo eso, una idea. El proceso del tiempo es un intervalo de conciencia que llamo “esta vida”, una continuidad de pensamientos, imágenes, cosas, espejismos, sensaciones, todas ellas impermanentes, realmente irreales. Duración como la de cualquier sueño, que va y viene ante la luz de mi atención consciente. La memoria, como caja de Pandora, ofrece miles de posibilidades a ser elegidas en el fondo de conciencia, generando las infinitas historias, devenires, personajes y experiencias que he vivido y habré de vivir, en esta ilusión de venir a ser. Todo cobra sentido para esta, mi manifestación, cuando abrazo con un amor indescriptible a esto, mi propia esencia de Ser. Así agradecida por esta oportunidad de ser y haber sido en el tiempo, a pesar de todo lo ilusorio que pueda decir que esto es… es y ha sido tan grandioso como un juego de ajedrez, vivo, intenso, donde finalmente no hay ganador ni perdedor, sino una representación de potencialidades que bailan en la luz de mi comprensión.

Maria Luisa - 16 de diciembre de 2011.

jueves, 15 de diciembre de 2011

Mensaje de R.Malak Año Nuevo 2012



A pesar que no hay certeza prescrita acerca de lo que viviremos con cada año de existencia, así como tampoco hay seguridad acerca de cuantos años nos vienen, hay referencias de que esto estaría  determinado por nuestra conducta, por las influencias del medio ambiente, por la herencia y otras circunstancias diversas.

En el caminar no hay vuelta atrás, en el avanzar y pasar cada curva, cada año, cada instante, saldrán al paso experiencias y acontecimientos que la mayoría de las veces no teníamos previstos. Algunos serán agradables, y otros traerán marcado un sufrimiento, unos se repetirán y nos prepararemos para mitigar sus efectos desagradables, pero lo que es cierto es que la vida no está para permitirnos el uso de  anteojeras.

Las experiencias siguen y seguirán siendo un maestro extraordinario y necesario, intentando dejar marcas inolvidables que nos recuerdan la verdad y evitan el autoengaño.

En este mes, un periodo de compras y búsqueda de regalos, les llamará la  atención que el mundo está sumergido en una feria de concursos. Se ofrecen los más diversos y tentadores precios para estimular la compra. Las campañas promocionales existentes en nuestro país son innumerables, haciendo pensar a la mayoría que puede obtener algo por nada, y con ello el consumidor recibe bombardeos propagandísticos, en los cuales lo que se desea vender se relaciona con aspectos que no dependen del objeto, quedando ocultas o disimuladas sus reales intenciones.

Es así, que el libro vende a la revista, los regalos venden tal o cual producto, ni siquiera los combustibles escapan de esta marea de concursos y el consumidor es manejado prefiriendo una determinada marca a otra sin fijarse en la calidad de la misma o en su precio. Por último, si realmente necesita el bien que está adquiriendo, termina por llevarse esta u otra colección que según la publicidad dice: "No debe ni puede faltar en su hogar."

Anhelo que en el próximo periodo que se acerca, recojamos sabiduría, que la mente sea iluminada y comprendamos que la tolerancia no viene como regalo adicional, que ella sea obtenida por la meditación y en especial por la práctica permanente del ver profundo y claro. Aunque la identidad será probada hasta certificar que cumple con los requerimientos de lo esencial. A pesar de haber aprendido, nuevamente podemos resbalar en la confusión por despreocupación o por descuido. La vida te impulsa a estar atento para corregir los rumbos trazados y dejar de lado la teoría, cuando ya estemos en práctica. Ningún hombre o mujer es verdaderamente correcto si nunca ha estado expuesto a la vida, eso permite discernir la verdad  del error.

Una cosa es pensar en vivir (teorizando cómo y de qué manera es el ideal de ser y actuar en determinadas circunstancias) y otra muy distinta es estar viviendo la vida espontáneamente en plenitud. Siendo feliz cuando hay alegría y estando triste con las amarguras y los conflictos. Pocos se alcanzan a dar cuenta del mundo de la dualidad en que vivimos y de la tendencia que tiene la mente a dividir la realidad. Sujeto – objeto; Positivo - negativo; Humano - Divino; Macho - hembra; Acción - reacción. Y si seguimos buscando estos pares de opuestos que pueden esconder lo real, podemos mencionar ciclos de crecimiento - decadencia; Día - noche; Descanso - trabajo; Una parte y todo; Individuo - Estado. Y para qué seguir con el fastidioso problema del bien y del mal en una lista interminable.

En esta tendencia recurrente de alternativas y opciones que nos presenta nuestra mente, se precisa considerar que cada componente de un par existe en virtud del otro, sea como opuesto complementario tal como positivo y negativo, o por atributos tales como grande y pequeño. Se deduce que cada opuesto es parcial, incompleto, y ambos son necesarios para la más mínima expresión de verdad.

Es de allí que las religiones y filosofías acepten una verdad relativa y una absoluta, perteneciendo la primera al reino de la digestión intelectual y la comprobación, y quedando la última más allá de la conciencia centralizada.

Es obvio que cada uno de los opuestos es en algún sentido el otro y cada uno necesita del otro para estar completo. Aprender a utilizar el flujo de las fuerzas como el navegante en un barco a vela que se sirve del viento y la marea para alcanzar el puerto elegido, es una opción funcionalmente viable, que se muestra a quien se mueve en las circunstancias que le rodean al ritmo de lo natural.

Antes que pregunten ustedes, preguntaré yo: ¿Qué es el hombre en su último y más recóndito trasfondo? ¿Animal o Dios?, ¿ola u océano? Etc.
Hay hipótesis y contra-hipótesis, y la verdad ¿cuál es?, ¿quién conoce el misterio?
En este nuevo año (¿nuevo?), nuevo en experiencias por venir, se requiere notar que todo esfuerzo, a pesar de ser positivo al dirigirse externamente a controlar y perfeccionar la identidad, procurando la anulación de los aspectos negativos de la personalidad, simultáneamente con un sistemático desarrollo de perfiles "positivos" (exteriores) del carácter, no tiene real valor si ello no está sustentado en lo que emana de si mismo como proyecto para este intervalo consciente. Como opción, que aprendamos a conocer desde el si mismo y que la conciencia manifestada deje de adherirse a los pensamientos discursivos racionales con exclusividad, que deje de fijarse en las cuñas mentales y en los conceptos abstractos y esquemáticos.

Quiero que este nuevo año tengamos el entusiasmo tras la realización de si mismo, que sigamos a la naturaleza, es decir, no trabajar en contra de sus leyes. Que aceptemos la cosecha de lo que hemos sembrado y formado por nosotros, que no forcemos la vida arbitrariamente y con una actitud artificial contra el curso de los sucesos. Que busquemos minuto a minuto, día a día, mes a mes, el permanente contacto con si mismo y sabremos que los contratiempos, mala suerte, enemistad y otras causas semejantes solo están en el error de los pares opuestos, y que podamos desaprender limpiando nuestra mente de sentimentalismos favoritos, dogmas heredados, supersticiones y nuestros muy apreciados clichés intelectuales que solo deforman y anulan nuestra mirada. Un abrazo a la distancia. R.Malak

sábado, 26 de noviembre de 2011

Enseñanzas de la No dualidad

¿A qué se apunta o qué se pretende con lo que señala la enseñanza de No Dualidad? ¿Qué diferencia hay entre adquirir conocimientos y el conocimiento esencial? ¿Cómo se vive en esa comprensión?


martes, 15 de noviembre de 2011

¿Disolución del ego o disolución de la identificación con el ego?


En un texto de principios de año llamado Momentos dice así: : “Siendo atemporal y estando en el tiempo simultáneamente, es permitir que el diamante resplandeciente de lo Real brille sin la obstrucción del barro del ego. Saber, aceptar, que el ego no es un enemigo, sino una vestimenta que se usa para moverse en el mundo de lo cotidiano, como una especie de disfraz que ayuda a proteger el instrumento, pero que en la realidad de toda interacción, todos los seres humanos, todos los animales, plantas y objetos, son expresiones de la propia conciencia, aceptados y acogidos en amor, pase lo que pase.”



Hay una enorme confusión provocada por la lectura de libros espirituales, por ciertas indicaciones radicales y poco explicadas por parte de algunos maestros, por los comentarios de muchos que se creen con dominio de comprensión aunque están aún a medio camino, medio cocidos en esto de comprender, y aún más, vivir la realidad. Incluso hay experiencias vividas que se han tomado por la realidad misma y también confunden o dejan apenas entrevelada la comprensión.

Cuando se habla de la disolución del ego, es para el principiante que aún le da importancia a su persona creyendo que es desde su modo de ser que está sucediendo su vida, y no ha des-cubierto esa ilusión, la ilusión de la supuesta realidad del ego-identidad. Para este principiante de la vía espiritual, hay muchos modos según sus inclinaciones y preferencias, de abordar la cuestión de la búsqueda del auto-des-cubrimiento. Uno de estos modos es el devocional, la entrega. Cree que está entregándose a un poder superior a si mismo, llamado lo Esencial, lo Divino, Dios, Allah, Satguru, etc etc. Es una aproximación hecha desde el sentido de separación entre él o ella y Eso anhelado. Es porque no ha descubierto que Eso, es lo que uno es desde siempre y para siempre. Aquí y ahora.

El bebé, como expresión manifiesta de lo esencial, nace con una carga de semillas, son las llamadas vasanas. Son las condiciones que determinarán muchos aspectos de la historia a ser vivida como personaje. Cargas genéticas, una familia específica en un lugar específico de la tierra, un país o pueblo con su cultura. Un cuerpo específico, una cara con la que los demás lo conocerán como: él o ella… y por supuesto, un nombre. Luego vendrá la cédula de identidad. Rostro, descripción de aspectos físicos destacados, edad, nacionalidad, nombre y apellidos.

Aunque el bebé en un principio tiene esa miradita hermosa e inocente, como luz de conciencia emanando y comenzando a conocer, muy pronto empieza a aprender y a reaccionar ante las condiciones de interacción tanto con las personas como con el medio ambiente. Luego viene la educación, y esa necesidad que se le imprime de armar una identidad. Verse al espejo y aprender, este soy yo, esos son los otros. Al entrar al preescolar o al cole, empieza el roce con los demás, ya fuera de la protección hogareña. Aparece la competencia y la urgencia de ser apreciado, amado, un derecho natural que de pronto empieza a notarse como ausente. Así, en pocas palabras, se forma el ego-identidad.

El ego es una sombra inevitable mientras hay un cuerpo, un nombre y una historia, que se presenta según las urgencias de lo cotidiano manifiesto, las vasanas, semillas, las condiciones, exigencias vitales, etc. Usando un símil, la sombra está siempre a los pies del Si mismo, proyectada en el suelo de la manifestación debido a la luz de la conciencia esencial. Cuando el sol alumbra en distintos ángulos, pasando por diferentes umbrales, como media mañana, media tarde, etc, la sombra se proyecta alargada. El error, la ignorancia, es creer que la sombra tiene movimientos propios. Esto se debe a identificarse con ella, dejando que ella defina el ser. El ego es un instrumento de interacción social, que puede funcionar desde la comprensión o desde la ignorancia. En efecto cuando el sol de la comprensión está en el cenit, como en estados de absorción, samadhi, observación sin juicio, satori, y tantos nombres que señalan lo mismo, la sombra queda sumergida, no se proyecta. Lo mismo sucede  en el sueño profundo, un desmayo, amnesia, la muerte del cuerpo, etc, donde no hay mente ni ego, aunque lo esencial permanece, el Si mismo intocado y no nacido. El ego puede ser tu mayor aliado o tu peor enemigo, todo depende de si se le han dado las llaves de la mansión del Ser o tan sólo se le deja para interactuar con los invitados, como un buen conserje y no como un falso dueño. Pero en realidad, es sólo una sombra sin poder alguno. 

Tú le das poder a todo en base a tus creencias, tú sostienes las realidades relativas de todo cuanto vives en esta proyección de la existencia temporal. Tú eres Ello intocado y no nacido, Presencia absoluta que es auto-evidente cuando has comprendido que el ego no puede definirte, el cuerpo no te define, la historia no indica lo que tú eres. Eres el sostén de la existencia, el sol que alumbra los objetos, y que en ello, necesariamente se proyectan sombras para dar contraste y poder conocer y comparar todas las infinitas posibilidades de expresión del ser.

Maria Luisa 15-11-2011

jueves, 3 de noviembre de 2011

A-duaita y duaita


La base de la enseñanza Advaita Vedanta, no-dualismo no Cualificado (especifico esto, ya que hay no-dualismo cualificado, que contempla una sutil dualidad entre yo y la esencia) es "No-dos", todo cuanto es y existe es Si mismo... y eso eres. Si mismo es presenciador de la conciencia y en ella y como ella, si mismo se manifiesta en múltiples e infinitas formas. Con la idea-sensación "yo soy" que nace de saber : Soy... comienza el ordenamiento de todos los pensamientos, que son contenidos en la conciencia, formando identidad y su historia. Las identidades son presenciadas por si mismo. Los contenidos de la conciencia no tienen voluntad, la voluntad es el nombre dado al movimiento consciente de la atención de si mismo que se mueve ordenando contenidos... y eso constituye un proceso que deviene en una función de existencia, que produce el efecto de la dualidad, llamada mente, de manera que si mismo se manifieste y pueda ver el mundo por contraste entre el que conoce y lo conocido. Esta ilusión de dualidad hace parecer que la forma de si mismo manifestada en su conciencia es real, y olvida su naturaleza esencial no dual. De ahí nace y se va formando el ego, como efecto de esa identidad perecedera tratando de perpetuarse. El ego no es naturaleza, el ego es producto del olvido de la esencia de si mismo, es como una sombra, un reflejo, impermanente y por tanto no real. Esas son las bases fundamentales del advaita.

La dualidad es simplemente la polaridad, contraste y dimensión que la mente hace de los contenidos conscientes. El problema aparece cuando con estos contenidos buscamos armar una identidad, nos identificamos con ellos, de manera que vemos la existencia con el filtro de nuestros juicios, los que tenemos apriori (prejuicios - condicionamientos - aprendizajes - estructuras de pensamiento) y con ello acogemos gustosamente algunas experiencias (contento) y otras las rechazamos (sufrimiento)... moviéndonos en la polaridad sin haber descubierto (des-cubierto) la esencia natural (en paz) de ser sin juicios.

Aquí mismo, percibiendo con este cuerpo, eres lo que eres, ser, si mismo. El cuerpo es instrumento de percepción del mundo, pero el que presencia esas percepciones es si mismo.

lunes, 24 de octubre de 2011

¿Qué es Ser?


Foto: Isabel Obeso

P: ¿Que es Ser? entiendo que no se puede describir, que sería una trampa del lenguaje hacia algo que te aproximas... pero entonces no podríamos comunicarnos verbalmente, sólo intuiríamos, por decir, algo más allá de las palabras...
Realización, iluminación, como quiera llamarse, entiendo que estamos inmersos en una suerte de "mar" de la que algunos son conscientes y otros no, cuando se es consciente, se está en un estado de realización o de iluminación dependiendo del lugar del mundo que hablemos.
La mente, mi mente, claramente busca consecuencias prácticas, sea el ego o la dualidad que habita en mi, tengo la impresión que la única manera de no hacerlo es quedándome callado y no sé si es lo que quiero
María Luisa, que en el fondo no eres María Luisa cuando ya no te identificas, ¿quién eres?¿qué buscas?¿lo has encontrado?¿qué te inquieta?...

Respuesta
Cuando te menciono que ser es indescriptible significa que primero eres y entonces, gracias a que eres, es que "posteriormente" te puedes indentificar con algo, con el cuerpo, o con las emociones o con algunas ideas acerca de ser. Al SER... sin ser yo (distinto de tu), sin ser esto o lo otro... es evidente que no hay descripción, porque cualquier descripción es una identificación con alguna característica o cualidad, algo que  es distinto de ti, algo que te añades y con eso es que te diferencia de otros y de las cosas.

Pero mientras necesites ver ideas para aclarar... te daré ideas. El Ser que realmente eres es infinito (sin medida), atemporal (el tiempo no lo afecta), a-espacial (no posee un cuerpo energético que lo diferencia de otros cuerpos), es Conciencia... significa que su movimiento, su expresión, es conciencia de ser... donde además funciona la mente que hace diferencias (dualidad de pares de opuestos) y por tanto aparece conciencia de ser esto o lo otro...conciencia del mundo, conciencia de existencia... sigo.... el Ser es luz... el Ser es eterno... el Ser es permanente, no cambia ni se transforma, no nace ni muere, no se altera, es inafectado... es antes del nacimiento de cualquier cosa... y posterior a la muerte de cualquier cosa.... es antes, después y durante todo lo que se manifiesta, sea fenoménico, energético, mental, causal, etéreo, físico, lo que sea.... es antes, durante y despues de todo ello. El Ser no es un sujeto, ni un objeto... no es el observador ni lo observado... el ser es la OBSERVACION...

Aún así, aparte de todas estas descripciones que apuntan a lo que eres realmente, ninguna de ellas es completamente cierta, son solo apuntes... y sabes por qué? porque aparte de ser nada es... todo es ser, todo. y eso soy... todo... no un objeto...

Tu mente busca consecuencias prácticas, pero no se si de esto que te estoy mencionando la mente pueda sacar nada práctico... porque a la mente se le evidencia su incompetencia para lidiar con estos conceptos... en cuanto a que se refieren a algo a-dimensional... y la mente es una función que dimensiona... dimensiona el espacio, el tiempo, las cualidades, las características, separa el color rojo del verde, lo alto de lo bajo y te define como un yo separado de los demás. La mente dice... soy este cuerpo, por tanto soy vulnerable, soy finito, soy perecedero, por tanto tengo que aprovechar el tiempo y encontrar mi cauce... encontrar ideas que me permitan tener pensamientos acertados acerca de la realidad.. Te das cuenta de la incongruencia? Pensar en la realidad! cuando la realidad es infinita.

Ahora te aclararé los conceptos iluminación y realización.
Iluminación es cuando algo es iluminado... La fuente de toda luz es el si mismo, y lo que el si mismo presencia ante esta luz es la mente... por tanto, lo que se ilumina es la mente... quiere decir, que cuando hay de pronto claridad de pensamientos... se dice que mi mente ha sido iluminada.
Realización es el Ser.... ser el ser... en comprensión de ello y en vivencia de ello.
Por tanto, la iluminación es lo que permite que se aclaren las ideas y realización es la realidad permanente. Por qué no se ve esta realidad? porque se está viendo las impermanencias y tomándolas por verdades.

El concepto que tienes de realización como una experiencia es incorrecto... las experiencias son lo que se puede almacenar en la memoria, pero realización es presencia, vivencia, permanencia y no puede ser atrapado por la mente.
La idea de que estamos inmersos en una suerte de mar, se refiere a las ideas acerca de ser (identidades), que están inmersas en el mar de la conciencia, pero ellas no son lo que eres, ya que lo que eres es esa luz que ilumina los contenidos conscientes, la observación de ellos, la presenciación.

Quedarse callado seria algo forzado... cuando se señala lo indescriptible es para que seas indescriptible... pero pretender acallar las descripciones es un artificio, que también es mente. Es forzado... y a la fuerza no se diluye la muñeca de sal en el mar... siendo esta el ego, la confusión... lo hace en forma natural, es suavemente y con ingenuidad como las obstrucciones de comprensión se diluyen.

Tus preguntas : cuando ya no te identificas, ¿quién eres?¿qué buscas?¿lo has encontrado?¿qué te inquieta? Si no hay identificación, ¿cómo podría decir quién soy?... ¿si no hay identidad qué se puede buscar? Cuando quiero respuestas a cualquier pregunta... quedo a la escucha, lanzo la pregunta al mar de la conciencia como si fuera un anzuelo y espero que vengan los pensamientos peces y piquen... escucho... presencio, espero... Pero si las preguntas son acerca de quien soy... hago como me contó Malak... le lanzo la pregunta hueso a los perros de la mente... como buenos cazadores sabuesos ellos irán atrapando pensamientos... y cuando me los traen... se los vuelvo a tirar lejos... dejo que la mente se entretenga planteando preguntas y buscando respuestas... observo y no intervengo... porque nada,... absolutamente nada de lo que la mente me diga es mi verdad, nada me define... ningún pensamiento me contiene... soy el presenciador de la conciencia, de la mente y de los pensamientos..

un abrazo,
ML

sábado, 22 de octubre de 2011

Realización y observación sin juicio



Realización es la Realidad permanente, indescriptible, aunque podría mencionar que es Eso que acoge todo lo que percibo, siento y pienso. Es permanente, eso también lo puedo decir, o sea, no cambia ni se transforma en su esencia, mi esencia. Es invulnerable, no porque no haya sentir, sino porque nada de lo que se sienta lo hace más o menos Ser… y hablo de Eso, cuando es Esto.

Vamos por la vida sintiendo una vulnerabilidad que nos hace temer. Estamos tan identificados con el cuerpo, que es muy vulnerable, que creemos que lo que le suceda al cuerpo me sucede a mí. Es natural todo lo que acontece en función de proteger al cuerpo, de ahí que el miedo es un mecanismo de alerta para ello. Me veo con un cuerpo, me veo sintiendo y temiendo y deseando y es tan evidente esta percepción que la tomo como indicadora de la realidad de mi ser, de mi existencia. Volcada hacia fuera olvido el origen.

Por otro lado hay instantes de dichosa tranquilidad donde no me ocupo del acontecer en el sentido de que no me pre-ocupo… como en una fluidez en que todo sucede sin necesidad de intervenir, sin negar o rechazar y sin desear algo distinto a lo que es. Esos instantes gloriosos nos suceden a todos. La mamá que amamanta a su bebé, en ciertos espacios de esta acción, está en la dicha sin siquiera pensar en lo que está sucediendo, sin juzgarlo ni nombrarlo. Lo mismo sucede con los amantes en el arrebato de su atracción, donde sus cuerpos se unen y se mueven como una sola ola del océano. El guerrero en la batalla, siendo héroe en acción, no tiene espacio para pensar si lo que hace está bien o mal… y en ese instante de arrebato no hay diferencia entre el éxtasis de ser y la acción que sucede. El artista que está pleno en su obra en los momentos cumbres de creatividad no necesita decir, yo estoy haciendo esto y me está quedando muy bien, y esto lo pueden verificar los artistas… el cantante, el cocinero chef, el poeta, el que atiende a los damnificados en las horas de catástrofe… el que ayuda al compañero de excursión a salir de un atolladero… instantes dichosos porque no hay separación entre la acción y quien la observa… no hay un juez.

Estos instantes son los que llamamos de Observación sin juicio. Son momentos de verificación del sabor de si mismo, de la observación o conciencia clara que está siempre sosteniendo todo lo que es vivido, de la realización, es vivencia pura sin la intervención de una identidad, de la construcción que he hecho acerca de lo que soy, sin definiciones sobre mi. Estas no son necesarias para que la vida sea Vida… Es en el interés del intercambio con otras personas, cuando quiero lograr algo buscando mi propio beneficio, que me vendo.

Por ejemplo, me vendo mostrando mi currículum de vida. Y para esto he trabajado intensamente, por años, con estudios, trabajos, y actividades que he considerado que sumarán características convenientes para describir el producto a la venta: yo. Atrapado en el movimiento del costo-beneficio me convierto en esclavo de mis deseos de logro, suponiendo que el éxito laboral, empresarial, académico… será dador de dicha, de felicidad. Sin duda, al instante de recibir una medalla en la graduación académica, hay dicha, porque el logro es sinónimo de alivio, ya se hizo, se acabó, ya no hay que pensar en ello… ¿se entiende? Cuando no hay deseo de logro se muestra la dicha. Pero cuando esta felicidad se sostiene en estos pequeños momentos no se debe a que sea un producto, sino al contrario, se debe a que el esfuerzo por construir identidad ha cesado por un momento. Quizás por un instante fugaz no estoy pensando: lo logré. Esto de nuevo es observación sin juicio…

Un partido de fútbol, un concierto de música, una exposición de arte, un paseo por el campo, esquiar en agua, en nieve, patinetear, el grito de guerra, el canto del que barre el piso, limpiar maleza del jardín, preparar la comida, hacer tareas domésticas, llevar los niños al cine, jugar, cantar, bailar, limpiar… mirar… Ser. Observación nacida de esta presencia eterna… y a esto se le pueden sumar las ideas, las dudas, los temores, las ansias… y también se le pueden quitar sin que la acción en si misma se modifique. Observación plena… u observación llena de dudas y miedos, ansias y molestias por lo que “me pasa” o “me pasó” o “me pasará”.  Si me olvido de mi, me recuerdo de MI y esto no es necesario ni pensarlo ni formularlo, ni siquiera pretender sentirlo… solo acontece y se verifica en los instantes donde los pensamientos han pasado a segundo o tercer plano, dejados de lado, silencio profundo que no ha sido planificado, que no es un resultado, sino que es esta plenitud incendiaria que está siempre presente como luz que alumbra, acoge, contempla, Es.

Maria Luisa

martes, 11 de octubre de 2011

Querer manipular las leyes de lo que se manifiesta


Foto: Isabel Obeso


Las leyes de la manifestación operan por sí mismas.
La pretensión de querer manipularlas es un claro síntoma de ego,
por tanto es una operación que desvía
en la búsqueda de claridad acerca de lo Real.



P: Querida María Luisa... hoy busco  a tientas... de pronto apelo a la ley de atracción, algo funcional u operativo que pareciera entregar la magia del universo o la conciencia... desde el punto de vista de la NO dualidad, qué significa la ley de atracción? y si tiene sentido hacerse esta pregunta bajo esa óptica, saludos

Hola, buen dia. Agradezco tus inspiradoras preguntas, hacen que se suelte la comprensión.
Tu pregunta está hecha desde el punto de vista del individuo que ansía transformaciones, y nosotros apuntamos directamente a la comprensión fundamental que no es del dominio de la parte, sino de lo real. Algo que quizás choca cuando las ansias son consideradas como algo personal y particular, como que nos pertenecen y a las que tenemos derecho. Sin embargo el apuntar bajo la mirada no dual no se inmiscuye con las transformaciones de los puntos de vista y referencias de la persona, ni con la adquisición de modos más eficientes para funcionar, ni con lo que la persona puede ganar para si misma como alguien separada de los demás. Y no es que todo esto sea despreciable, sino que sabemos que la comprensión real hace funcionar fluida y eficientemente la expresión particular en cada identidad cuando el impulso que nace de lo esencial no es interrumpido por el egoísmo o sentido de separación.

Te diré cómo veo la No dualidad.
No dualidad es un nombre más para la comprensión de la realidad. Si te das cuenta verás que cualquier comprensión se sostiene en puntos de vista, ópticas, como dices. La no dualidad, como modo de señalar, apunta a que no hay dos, yo y el mundo, yo y Dios, yo y tú, yo y mis deseos.
La comprensión de la realidad solo se da si se ve como y desde la realidad misma, omniabarcante, sin preferencias, sin juicios, así que ¿dónde estarían los deseos? ¿qué ley usarías para satisfacerlos?, o sea, ¿para el provecho de quién?
Mencionas la magia del universo o la conciencia como algo que puede ser recibido, y la pregunta sería, ¿recibido por quién? ¿Acaso el Universo es distinto de ti?
El deseo de vivir la magia sigue apuntando a algo ajeno y distante a ti.
Todas las leyes operan el funcionamiento de los fenómenos, pero la no dualidad apunta a reconocer el Noúmeno, no como diferente o separado de los fenómenos, pero sí más allá de ellos. Lo atemporal y a-espacial, lo que siempre es a pesar del constante movimiento que es presenciado en la conciencia, por la conciencia misma, iluminado desde Si mismo.
Percibir desde la realidad implica "dar un salto atrás", reconociendo y siendo el testigo de todo movimiento (pensamiento, acción y emoción), ubicarse en la observación sin juicios de un solo salto, sin intermedios o procesos, puesto que Esto siempre Es, siempre está suavemente aquí, presenciación pura del constante y fluido milagro del Universo.

Saludos, Maria Luisa

viernes, 7 de octubre de 2011

Vida en la presencia


Fotografía: Isabel Obeso

P: ¿Qué es o cómo se vive en presencia permanente?.... tal vez ese pensamiento me pierde y por ello todos los días me acuerdo de respirar, estar alerta...
Me pregunto, ¿qué efectos prácticos tiene vivir en la NO dualidad en lo cotidiano? o si la conciencia es todo, en cierto modo, no habrá nada que decir... en fin..., dejo marcada mi pregunta primera... entendiendo que quien pregunta en mi es no dual, gracias y que estén bien...

Al racional le presentaría la respuesta devocional, al emocional le presentaría la respuesta teórica, al activo le presentaría el enfoque de puente.
“¿Qué hacer? cómo es? qué provecho saco?” Eso es una necesidad de atrapar ideas de ser, y es por el hábito arraigado de considerar como válidos a los pensamientos que definen lo que soy, cómo soy, lo que seré y lo que he sido.
Mencionas que recuerdas respirar, ¿estás seguro de eso? ¿De verdad para respirar tienes que pensar en respirar? Realmente para estar presente tienes que pensar que lo estás?
Como individuo siempre estás presente ante la existencia, y como existencia siempre estás presenciando lo que existe.
El Si mismo real es tanto la existencia como lo que existe.

Tú eres. Descubrir lo que eres es descubrir la presencia eterna de Si mismo. Descubrirla no implica traerla, generarla, lograrla, alcanzarla, porque es eterna, ya es, siempre ha sido. Presencia es idéntico a presenciación, la luz que ilumina la conciencia.
El ser que eres no es algo, pero debido a la educación, la cultura, el medio ambiente, los aprendizajes e impactos sicológicos, se ha armado de una coraza llamada: yo soy esto o lo otro. Cuando te sacas esa coraza llamada también ego, eso es la presencia, y vivir sin ser esto o lo otro es vivir en la presencia. Mejor dicho, es la Vida en la Presenciación, que siempre ha sido. Es tan solo un des-cubrirse de los velos de identidad que confunden lo que soy.

Vivir en la presencia es vivir sin apego al ego, sin egoísmo, sin esperar siempre sacar provecho personal de todo lo que se experimenta. Pero esto no es una receta moral, no se trata de un nuevo deber ser. Lo primero es degustar lo natural de ser, así la mente queda convencida de que sin su constante movimiento y búsqueda de logros, es perfectamente posible vivir en felicidad, porque el sabor de lo real es tan dulce que los sinsabores que presentan las exigencias de la mente ya no se valoran como antes. Cuando, no sólo se comprende, sino que se ama lo real, ya solo se quiere lo real, y la mente no logra confundir más.
Así las capacidades inteligentes, creativas, convierten al hacer en algo funcional, práctico y eficiente, puesto que lo único que interfiere con el hacer armónico es el deseo egoísta. Lo que ha de hacerse se hará, se quiera o no se quiera, antes o después. El río del existir está forzado a cumplir su anhelo: buscar el punto más bajo y finalmente unirse al mar océano.
Afectuosamente, Maria Luisa

jueves, 22 de septiembre de 2011

Abismo de Comprensión



No se encuentra un modo complaciente que a todos satisfaga, será porque no hay intención de complacer a nadie. Aparece la escritura como pura complacencia de propio furor, de la intensidad ardiente al mirar con ojos de fuego y luces.

Y a veces no es así. A veces detrás de la expresión, que aunque esta sea inevitable, se encuentra la intención y el tinte del costo-beneficio. Qué se da y qué se recibe. Cómo dar y qué esperar. Y cuando esto, como un conjunto de ideas, sucede y atrapa mi atención, llego a sentir culpa. Se lo comento a Malak y me dice: ¿acaso buscas ser perfecta? ¡Plum!... cierto, me digo, ¿por qué la necesidad de perfeccionarme? ¡Más ego!.... y al momento agrega: porque ya lo eres.

Algunas veces el pensamiento acapara la atención y resurge la tentación de asumir como algo propio de la persona, del yo separado, de Maria Luisa, el manejo, voluntad e intención de expresarse. Cuando se presenta de ese modo: "yo hago, yo quiero, mi deseo, mis intenciones, mi mirada, mi opinión", es como estar de nuevo en la humareda que provoca esta Maya, la encantadora ilusión de ser uno entre muchos, "una" en este caso, y no solo ser eso, sino ser especial. Todo eso es el montón de ideas que señalan identidad y que aparecen como los vagones de un tren detrás del primero (el carro del "yo"), tras quedar prendada la atención a la idea de yo, y eso es caer en la tentación, errar el blanco, perder la senda. Es tan simple como eso, que lo describo así: el hábito de la auto-definición de "quién soy" distrae y sin aviso acarrea todo el engranaje de ideas y por supuesto confusiones.

El aprendizaje fija tendencias, hábitos para la atención. El mensaje de la sociedad, la cultura, educación, costumbres, impregna de significación al hecho de “llegar a ser”, construirse: destacar, competir, sobresalir, mejorar, ser independiente, exitoso... y al final del cuento, la promesa: gracias a todo ello vivir feliz para siempre. Esto queda incrustado en el disco duro del funcionamiento mental, generando un mecanismo automático que se dispara intermitente y constantemente, sin avisar.

Conversando acerca de esto una de estas noches, como ya es habitual, me dice Malak: ¿sabes cómo escribo? Complaciendo a lo esencial.
De nuevo ¡Plum! Y aparece la teoría: ¿qué??? quién complace a qué?, separación? dualidad? Pero eso dura menos que un perro en misa y enseguida quedo muda, no solo cayendo, una vez más, como una roca, al precipicio de la comprensión, sino movida por la admiración de lo que significa saber orientar. Un par de palabras y enseguida el retorno a la  senda, es decir, a retomar la puntería. Dar en el blanco, siendo el blanco, el arquero, la flecha y la puntería al mismo tiempo. Sin embargo Malak se muestra compasivo y para que no queden dudas adiciona: Cuando digo complaciendo a lo Esencial... estoy apuntando a que la escritura se produce sin participación del ego segmentador. Ya, ya, para entonces ya me había quedado claro, y ahora este añadido, una vez viendo desde el umbral de Si mismo, se funde amablemente compartiendo la pasión, compasión, de esta unión de mentes y comprensión compartida. 

Eso resultó interesante,  porque hacía un rato tenía delante estas ideas: que más fácil parece ser entregarse devotamente, que ver todo sabiendo que es Uno "quien" está armando todo este tinglado existencial,  porque con esto último se roza (como si se caminara por el borde de un precipicio) con un ego que se apropia del mirar, y hasta que la tendencia a desnaturalizarse como entidad independiente y pensadora no se consume en forma completamente natural, la tentación surge una y otra vez mostrando las mil caras de Medusa, el ego, que congela la atención.

El conocimiento es algo que quema, y cuando la mirada queda prendada por la idea de ser “alguien que comprende”, el fuego del conocimiento produce una humareda engañosa. En cambio el conocimiento (no información), que se mantiene con una atención expandida, amplia y ligera, sin juicios y sin dueño, se muestra con el brillo de ese fuego, y es claridad lo que alumbra todo.

Cuando la comprensión, que es el fuelle que alimenta de aire al fuego espiritual, ha hecho nido en uno, el humo que puede salir de algunas maderas (tendencias remanentes) es a su vez comprendido como eso, solo humo, expresiones de la identidad que se están consumiendo, expresiones que están siguiendo el curso prediseñado y que en definitiva, no tienen nada que ver realmente Conmigo.

Estas reflexiones no son el fruto de haber leído, salen tal cuál de cómo se vive el ardor existencial, directamente, de primera mano… son el alimento de mi propio aliento, el transitar que me habita, en lo que se ha convertido mi cotidianidad.

Comprendo que es fuerte el planteamiento de que toda modificación que pretenda hacerse a nuestros modos de ver corresponde a transformaciones que se proponen para la identidad. Y es porque se asume que realidad es el mundo de vigilia compartido y se valida lo que se ve a través del pensar, es decir, lo que plantean las ideas, mirar a través de la mente. ¿Acaso las personas que dan validez exclusiva a la racionalidad jamás se pierden en un arrebato de amor?

Todo lo que sucede es lo que tiene que suceder, lo que veo es lo que me toca ver, lo que presencio, juicios incluidos, son maderas que están en cocción en el fuego del Nirvana, mi realidad eterna. Mi conciencia se ha centralizado en el tiempo, la forma y el espacio, presentando esta sensación de ser que se ubica en tres dimensiones (espacio) y transita una historia (tiempo), y mientras esto es visto así, humo, comprensión, luz y sombra son los matices de mi existencia. Y entonces aparece esta nueva expresión: sólo el amor cura, sólo ese bálsamo alivia el dolor de la separación ilusoria que estoy presenciando, y con esa caricia sucede la paciencia de esperar la consumación, también ilusoria, de lo que nunca fue.

Maria Luisa


miércoles, 14 de septiembre de 2011

A través del pensar




Todos hemos comprobado que la vida en este transcurso de tiempo dado a lo que llamamos nuestro cuerpo es como el tránsito por un río, entre sus dos orillas. A una la podemos llamar placer y a la otra sufrimiento. Vamos en la barca del cuerpo recorriendo el tiempo, o eso pensamos, eso creemos. Suponemos haber partido de algún puerto llamado nacimiento para desembarcar en otro llamado muerte.

Veo que se plantea que por medio de la creencia en lo no-dual, como que eso es la verdad, te libras de la dualidad que esclaviza al sufrimiento y conlleva la eterna búsqueda del placer como si con ello pudieras encontrar la felicidad permanente.

Estás acostumbrado a moverte entre los pares opuestos tomando partido. Así has aprendido y a ello le das valor. Se plantea, para el que no es capaz de afrontar el vacío conceptual, que se descarten las ideas negativas y se recojan las positivas, así elevas tu ego y tratas de mantenerte a salvo del sufrimiento. Pero el ego lleva consigo su sombra, y aunque no lo veas, cuando sostienes el (+), escondido se halla el (-). Opuestos ineludibles dentro de la red del pensamiento, en la dualidad que significa yo aquí y lo otro allá.

Afirmaciones, creencias, encontrar la idea a la que me supongo idéntica, es asomarse a ver a través del pensar. Pensar es lo que configura el universo existente. Como el universo lo consideramos real, resulta inaceptable para la comprensión que se muestra de ese modo, la proposición del no pensar. Los pensamientos están ahí y pensar significa pescarlos.

Ser y solo ser sin pescar ni un solo pensamiento que defina mi identidad se vuelve tan aterrador para el ego como lo es para el niño que por primera vez se monta en su bicicleta sin rueditas. Y es que se sustituyen identidades, cuando dejo de lado todas las ideas que me han definido como un ser separado e independiente, o separado aunque dependiente de alguna fuente esencial, entonces capturo la idea de ser el Ser Único o No dual.

Se sigue mirando a través de la mente, validando lo que dice el pensamiento, es decir, tomando por real el pensamiento que se presenta o eliges. Sigue siendo una función dual por más que se promulgue que eres lo no dual.

Si acaso buscas acérrimamente la verdad indiferenciada, comprende que cualquier pensamiento es un contenido entre miles de posibles contenidos en la conciencia. Por más realidad que le atribuyas pregúntate: ¿Qué es más real, el pensamiento o yo, que le doy validez? Y DE NUEVO LA RESPUESTA SERÁ OTRO PENSAMIENTO. ¿Puedes andar sin rueditas? Siempre lo has hecho, pero no lo has certificado.

Por eso un padre amoroso le dice al niño, ten confianza que yo te sostengo, y le hace creer que está por detrás sosteniendo la bicicleta aunque hace rato ya que lo soltó.

Cuando el maestro menciona la verdad el discípulo le cree. Más que una creencia en un enunciado es confianza en el maestro y el discípulo no se queda con ninguna creencia, sino que practica a raíz del ancla de investigación que ha recibido. Tú no eres el cuerpo, tú no eres ni esto ni lo otro. Entonces inevitablemente se te presenta la ineludible pregunta, ¿quién eres?

Discernimiento, una potente investigación a la que no le queda más que volverse intuitiva, ardorosamente realizada con una fusión de inteligencia y amor, amor por la verdad esencial, esa desconocida y anhelada. Es el modo en que esta se muestra por sí misma, como una certeza que deslumbra y arrasa con todas las creencias previas, no dejando rastro de identidad o identificación. Ni dual ni no-dual. Y si acaso la duda persiste después de este alumbramiento, es porque la mente, como insistente función dimensionadora, no puede descifrar la realidad. En dicho caso el maestro se abocará a certificar lo comprendido, para que la nueva mirada se sostenga y alimente desde lo real, en paz y sin rastro de angustia, ni miedo ni duda, ni frustración ni decaimiento, porque lo que realmente eres es la luz que ha sostenido por siempre todo pensamiento alumbrado, todo conocimiento y toda sensación. Como dice el maestro hindú: Eres Brahman, ahora verifícalo.

Maria Luisa

martes, 6 de septiembre de 2011

El estado impoluto de ser, ese donde brilla con fuerza el espíritu




“Solamente sé el Ser”, fue la instrucción que mi antiguo maestro me dijo en India hace unos 12 años, y esto era incomprensible, pues me decía a mi misma, pero si el ser lo soy siempre… así que no se trataba de “lo único que tienes que –hacer- es ser el Ser”, no, no era eso… se trataba, y se trata, de ser (el) ser y no ser lo que no soy, es decir, en el fondo estaba implícito esto: “no seas el ego”. Pero cuando se hace un mandato como este: no fumes, no bebas, no toques… la atención se queda prendada de ello, y entonces se fuma, bebe, toca. Así que “solamente sé el ser” ... que significa, “no seas el ego que no eres”… tiene esa implicación, ese significado realmente. No te prendas de ser esto y lo otro, ser así o asao.

Por costumbre somos el ego que no somos. Y ¿cómo es que somos lo que no somos? Precisamente esa es la ilusión, ese es el trabajo al que suele abocarse la mente, no ya por elaborar un día a día que, digamos, misteriosamente, se presenta como quien descubre un sendero en la oscuridad alumbrado por la linterna de la atención y descubriendo cómo el devenir se va modelando espontánea y conscientemente, sino esa elaboración constante y enajenante que pretende construir una personalidad destacada, exitosa, mejor, dominante, poderosa, y que pueda ser apreciada y deseada por los otros. Esa es la gran pérdida de energía, la persecución de la zanahoria en frente del conejo, y este corre y corre sobre la correa de la máquina eléctrica gastando su fuerza. Es perseguir la felicidad que depende de los eventos. Otra ilusión. Perseguir algo que se logre, algo que pueda llegar, olvidando que todo lo que llega se va.

Soy y Existo como esta etérea conciencia llena del gozo de sí misma, de su plenitud, de si misma, su completa perfección, en que nada falta, jamás ha faltado. Nunca ha habido un pasado, ni habrá un futuro, porque el tiempo que se mide con la mente dimensionadora, conceptualizadora, es la mayor de las ilusiones de la existencia. “Regresar” a esta conciencia (que siempre es) es dejar de armar una persona con su personalidad, es dejar que mi naturaleza humana se cuide a si misma, porque cuando no hay una intención separadora, la Inteligencia sabe cuidar de sus expresiones del mismo modo que se demuestra en la naturaleza biológica y fenoménica que baila su baile desde siempre. ML


lunes, 22 de agosto de 2011

Tren de datos. ¿Qué es pensar?



Muchos días sin escribir, llegó la hora.
He estado plenamente involucrada con algunos eventos estupendos, mi hija está pasando un tiempo conmigo en Chile, estoy remodelando un nuevo lugar para vivir, hay algunos proyectos en marcha… todo esto me ha alejado del teclado por un tiempo. Pero ya es hora de alimentar un poco los blogs, de darle al músculo de la escritura creativa que tanto disfruto. Como lo que ha salido de este ejercicio ha sido tanto mis reflexiones como una conversación matinal con Malak, colgaré esto en ambos blogs al mismo tiempo, en Existo y en Conversaciones con R.Malak.

---- o ----

¿Qué es pensar? ¿Unir palabras y conceptos buscando significados? Parece ser que el problema consiste en que toda palabra que buscamos está en la memoria, es una palabra asignada con un significado acordado. Lo que el grupo social ha visto o ha logrado ver se toma como verdad y cierto. Pero… ¿y si yo veo algo que otro no ha vislumbrado? ¿Qué nombre le pondré? El pensamiento es limitado, un concepto específico para un evento que quizás no se puede medir. Por ejemplo “amor”.

Trenes de datos, eso son los pensamientos. Uno tras otro aparecen en la pantalla consciente, y los observamos. Recogemos uno u otro y armamos sentido. Estos datos aparecen simultáneamente con todos los contenidos de conciencia. Sobre un paisaje aparecen los símbolos. Un tren, con sus vagones como datos, corre ante mi vista y el paisaje se deja ver por atrás.

El viento sopla moviendo las cortinas de códigos.

Maria Luisa: anoche... en duerme-vela, estaba dilucidando qué son los pensamientos, exactamente en qué punto del funcionar consciente se producen los quiebres y engaños,
y entonces vi verdaderamente lo que has mencionado taaantas veces acerca del tren de datos… eso, unido a la imagen que mencionó mi hija el otro día, esa experiencia de que cuando era niña y estaba dormida, si de pronto abría los ojos en la oscuridad, lo que veía era como una lluvia de códigos rojos que bajaban ante su vista
R.Malak: cierto...
Maria Luisa: palabras, códigos, símbolos, conceptos... que cubren la percepción,
esos son los pensamientos, el orden que se establece dentro del caos, la racionalidad en una necesidad apremiante de definirlo todo.
Eso es pensar, y cuando algo parece que logra hacer algún sentido, entonces nos apegamos a ellos y es donde se produce la fragmentación, las doctrinas, el fanatismo… los problemas del ego, los prejuicios. Y de hecho, de esto se alimenta el ego, porque es así como la persona se carga de significación, sentido de existencia, armándose y reacomodándose continuamente, en un esfuerzo desgastador por perpetuar o mejorar la imagen de si mismo.
Eso son los pensamientos, pero en todo caso la mente no se reduce a eso, la mente sigue siendo todo un funcionar de la conciencia que otorga realidades subjetivas a la percepción, sensaciones y sentido de ser, aún más allá de los conceptos y de la razón.
Diferenciar esos aspectos de la mente es lo que me ha complicado en el tiempo para poder explicarlo. La mente es un funcionamiento consciente... y dentro de este funcionar, se encuentra el pensamiento.
Por eso, la mente no impide la comprensión, pero el pensamiento si.
El pensamiento es lo que separa.
Veo un tren... sus vagones pasando sobre el fondo de un paisaje... el tren, los datos... pasan sobre el fondo consciente, cubren…
R.Malak: lo que complica son los trenes de pensamientos... que pasan ante tu conciencia
me explico..
Maria Luisa: la mirada se va con ellos, se apega... en un movimiento vertiginoso que no permite apreciar el presente
R.Malak: los pensamientos están presentes siempre... cayendo como lluvia sobre uno...
Maria Luisa: si, como una cortina de códigos rojos :D
R.Malak: lo que complica es que uno escoge una serie de ellos... privilegiándolos, de ese modo... se encadena a ellos de acuerdo a la forma como estructuramos la vida.
Maria Luisa: exacto!
R.Malak: eso condiciona nuestra manera de vivir
Maria Luisa: de apreciar el presente eterno, la presencia de la presenciación
R.Malak: La dicha... Ananda, implica apreciar lo que aparezca... sin complicarnos...
con desapego...
Maria Luisa: esoo
R.Malak: tanto sea de sufrimiento como de placer... ya que quien establece el juicio es la mente
Maria Luisa: incluso este se llega a silenciar, el juicio
R.Malak: para la conciencia es solo presenciación, la mente es la que la dimensiona
mente = dimension
Maria Luisa: si, y el pensamiento la condiciona (a la percepción)
R.Malak: el pensamiento como es un tren de datos... tiene la particularidad de encadenar los que le son iguales o similares.
Las personas negativas de preferencia... se encadenan a esos pensamientos de corte autoflagelante
Maria Luisa: asi es
R.Malak: y al revés con las positivas
Maria Luisa: también
R.Malak: salir de esa cadena... es el desapego...
Maria Luisa: si, es la liberación tan nombrada
liberarse del apego, tan solo eso.
Desapego = liberarse del apego,
para comprender entonces que siempre estuvo libre.
Es como un viento que mueve las cortinas del pensamiento
y tomamos como real solo a la cortina
sin ver a su través
sin apreciar, y disfrutar la realidad de ser
que es libre como el viento
R.Malak: :D
Maria Luisa: :P
quería escribir hoy!!
y estaba tiesa como un palo
es como hacer deporte, necesita calentamiento
ya tengo el tema
ahora voy a editar esta conversación
igual, la soltura sigue aquí, aunque parece que la mente está queriendo apresar algo que    valora, pero da igual, así es lo creativo,
que se quiere imprimir, como si con eso lo fuéramos a perpetuar el instante de claridad.
Un escultor ve la forma en la piedra de un solo vistazo
R.Malak: si
Maria Luisa: pero luego requiere del tiempo y el hacer para ejecutar y sacar la forma a la luz para compartirla, y así salen las obras de arte que son obras del Ser
el Si mismo ni siquiera se limita por las limitaciones
R.Malak: apreciadas por el Ser... expresadas por el Ser... diseñadas por el Ser...
Maria Luisa: compartidas por el Ser
en unos y otros

Amigos

Buscar en este blog