lunes, 23 de marzo de 2009

Volcán


En mi… como ser que soy… brilla todo espontáneamente

Los estados mentales pasan como nubes, igual que los distintos ánimos

Mi corazón es vulnerable al viento constante, que como río fluye sin detenerse,

invulnerable a la mentira

Es como un volcán de luz, de cariño por cada momento

Que quema las ilusiones y derrite las corazas de hierro


Mi mirada es penetrante, observa el paso de todo

Y como un gran ojo se vuelca a si misma en plena revolución

Quedando todo en el ojo del huracán

Centro irrevocable de Ser, en plena certeza que no admite dudas ni temores

Libertad plena, porque no depende de las cosas ni de los sucesos

Felicidad intrínseca, porque no requiere nada para completarse


No miro por las opiniones ajenas, ni por estructuras dadas

No me mido por los cuadros armados del funcional movimiento

Ni por intereses causados de compra venta

No estoy en venta, ni me promuevo

Solo sale con libertad toda expresión,

como lava que fluye del volcán de la pasión


Quien se arrima a mi, puede ser consumido por la llama

Y como un retoño quedará envuelto en el amor del vientre

En el lugar propio, que nunca se mueve, ni titubea

Alimentado por su propio cordón umbilical,

en constante comunión con el origen que nunca ha dejado de ser

1 comentario:

Anónimo dijo...

¡Precioso en sí!

¡Qué gusto leerlo y sentirlo!

"Quien se arrima a mi, puede ser consumido por la llama

Y como un retoño quedará envuelto en el amor del vientre

En el lugar propio, que nunca se mueve, ni titubea

Alimentado por su propio cordón umbilical,

en constante comunión con el origen que nunca ha dejado de ser"

Un beso,

AdA...

Amigos

Buscar en este blog