lunes, 23 de marzo de 2009

Volcán


En mi… como ser que soy… brilla todo espontáneamente

Los estados mentales pasan como nubes, igual que los distintos ánimos

Mi corazón es vulnerable al viento constante, que como río fluye sin detenerse,

invulnerable a la mentira

Es como un volcán de luz, de cariño por cada momento

Que quema las ilusiones y derrite las corazas de hierro


Mi mirada es penetrante, observa el paso de todo

Y como un gran ojo se vuelca a si misma en plena revolución

Quedando todo en el ojo del huracán

Centro irrevocable de Ser, en plena certeza que no admite dudas ni temores

Libertad plena, porque no depende de las cosas ni de los sucesos

Felicidad intrínseca, porque no requiere nada para completarse


No miro por las opiniones ajenas, ni por estructuras dadas

No me mido por los cuadros armados del funcional movimiento

Ni por intereses causados de compra venta

No estoy en venta, ni me promuevo

Solo sale con libertad toda expresión,

como lava que fluye del volcán de la pasión


Quien se arrima a mi, puede ser consumido por la llama

Y como un retoño quedará envuelto en el amor del vientre

En el lugar propio, que nunca se mueve, ni titubea

Alimentado por su propio cordón umbilical,

en constante comunión con el origen que nunca ha dejado de ser

lunes, 16 de marzo de 2009

Persona, Pensamiento y Conciencia / Person, Thought and Consciousness

“Como lobo de las praderas, aúllo mi propio canto, mientras le susurro a la noche que conozco la flor de la Conciencia.”

“As a wolf of the prairies, I howl my own song, while whispering to the night that I know the flower of Consciousness.”

R.Malak


Persona, Pensamiento y Conciencia

Los pensamientos emanan constantemente en la conciencia. Como un aroma impregna el aire, así surgen las concepciones que concretan lo que esencialmente es indescriptible. Al momento que el primer pensamiento es “yo soy”, de inmediato se concentran una serie de ideas y datos acorde a esta idea, todo lo que me define como entidad, por lo que necesariamente, lo que no me identifica queda fuera del campo de aceptación. Los datos acerca de la persona que me limita se ordenan en forma lineal.

Lo que era indescriptible pretende definirse y auto-limitarse. Es como vestirse. Nos vamos poniendo capas de ropa. No puedo ponerme el abrigo debajo de la camiseta. No funcionaría, de hecho no cabe. Del mismo modo, ordeno mi identidad en base a datos que llamo memoria, memoria que a su vez es función mental. La memoria de mi vida, mis experiencias, mis frustraciones, mis éxitos, mis anhelos incumplidos, mis miedos. Mi pasado. Si la imagen que resulta de esto no es satisfactoria, busco y pretendo completarla con proposiciones de logro a futuro. Por tanto, mis ideas personales se arman de pasado a futuro. La persona con su rol en el grupo familiar, la persona social, la persona jurídica, la persona política, la persona religiosa, la persona profesional, y así sigue. Aparte del pasado y el futuro, no puedo ver mi persona. Cierto es que puedo percibir mi cuerpo, mi sentir y emoción… y mis pensamientos. Lo interesante es que estas percepciones no son constantes. Cambian, e incluso desaparecen por momentos. Si aparecen y desaparecen, si cambian, me pregunto si son verdaderas, reales. Entonces también puedo preguntarme, si la percepción de mi cuerpo desaparece, ¿está la conciencia limitada al cuerpo? Por ejemplo, en el dormir profundo hay absoluta placidez de conciencia, descanso completo, entrega total, donde los contenidos no hacen presencia, quedan sin ser reconocidos. Es sutil esta indicación, sirve sólo para tomar apreciación del hecho de que los contenidos conscientes se mueven y no solo eso, pueden desaparecer. El punto es, ¿quién soy cuando no me defino? ¿Quién soy si pierdo la memoria? ¿Acaso la Conciencia desaparece alguna vez? Y si lo hace… qué queda, y si no hay conciencia, ¿cómo se sabe que queda algo?

Person, Thought and Consciousness

Thoughts arise from consciousness. In the same way that an aroma impregnates the air, the concepts that concrete what essentially is indescribable appear as well. At the moment that the first thought is “I Am”, immediately a series of ideas and data according to this ideas concentrate around it, everything that defines me as an entity, so necessarily what does not identify me stays out of the field of acceptance. The data about the person that limits the self, become ordered in a lineal way. What is indescribable pretends to be defined and limited. It is like being dressed. We put layers of clothes. I cannot dress the coat under the shirt. This does not work, in fact it does not fit. In the same way, I order my identity with the data I call memory, memory which at the same time is a mental function. The memory of my life, my experiences, my frustrations, my successes, my unfulfilled wishes, my fears. Mi past. If the image that results from this is not satisfactory, I seek and pretend to complete it with propositions of future accomplishments. In consequence, my personal ideas structure themselves from past to future. The person with its role in the family group, la social person, the legal person, the politic person, the religious person, the professional person, and so on. Apart from past and future I cannot see my person. It is true that I can perceive my body, mi feelings and emotions… and my thoughts. The interesting part of this is that these perceptions are not constant. They change, and even disappear by moments. If they appear and disappear, I ask myself if they are true, real. So then I can also ask myself, if the perception of my body disappears, is consciousness limited to the body? For example, en deep sleep there is absolute peace, complete rest, total surrender, where the contents do not present themselves, they stay unknown. This pointing is subtle, it only serves to appreciate the fact that the contents in consciousness change, and not only that, they may disappear. The point is: who am I when I do not define myself? Who am I if I loose memory? Is it possible that Consciousness may disappear in some moment? And if it does, what is left, and if there is no consciousness, how can this be known?

Maria Luisa

domingo, 15 de marzo de 2009

Mirar Sin Telescopio

Descubro que lo que se mueve en la mente es dual, ya que la mente, como función, es un filtro que me permite apreciar por contraste. Es como mirar un paisaje y colocarme lentes de sol. Los hay de variados colores. Una vista en medio de la mañana clara podría parecer quizás un día nublado con unos lentes de tonalidad gris o podría parecer un atardecer con vidrios rojizos. En ese sentido, la mente, al igual que un lente filtrador de la luz, al clasificar, necesariamente se inclina a un lado y deja su contrario fuera, aunque latente. Por ejemplo, una circunstancia que es triste para unos, como perder un juego, resulta muy alegre y satisfactoria para el jugador contrario.

La mente es una función clasificadora y ordenadora que limita y define lo que percibo. Es una función en la conciencia. En la conciencia están contenidos los pensamientos, y de antemano no hay preferencias, pues ya están allí, y no hay modo de sacar lo que está en ella, pues, ¿para dónde lo tiraría? La Conciencia la comprendo como el gran continente, donde el universo se despliega y es visto como “mente universal”, según lo conceptúan algunos. Para mi es solo el río de la manifestación, de los contenidos siempre cambiantes, lo fenoménico, que como mente se mueven entre las riberas de los opuestos, incluyendo gustos y aversiones, placer y dolor, bien y mal.

La persona es la idea que tengo de mi. Cuando nació mi cuerpo, yo no tenía ninguna idea de mi. La mirada no dual me demuestra que todo está contenido en la conciencia. Todo. No en la conciencia personal, ya que la persona es el filtro, el telescopio, sino en la conciencia que es indefinida, indescriptible. Si no hay creencia o limitación conceptual de ser persona, hay conciencia plena que abraza todos sus contenidos por igual. Es plenamente gozosa en sí misma. La felicidad de ser conciencia. La conciencia de ser felicidad. Ser-Conciencia-Felicidad.

Maria Luisa

sábado, 14 de marzo de 2009

El Telescopio


He encontrado tantos puntos de vista en las personas, como posibilidades se me pueden ocurrir, y aún estoy convencida que hay más, más de lo que se me pueda ocurrir. Pondré un símil, sabiendo de antemano que todo símil tiene sus limitaciones. Las personas las veo como telescopios que miran al cielo. Siendo el firmamento ilimitado, no podemos apreciar detalles como no sea por un acercamiento forzado. Cada persona está infundida del poder de conocer, y gracias a este poder, quien tiene ojos sanos puede mirar. Así la mirada común de ojos sanos, se dirige a mirar la manifestación del universo en el cielo nocturno, donde la luz se ha cubierto de sombra para poder apreciar los detalles que esconde. Cada persona, mira por su propio telescopio y lo que ve es distinto a los otros. Destaca la luna, y no puede mirar una estrella al mismo tiempo. Otro destaca y hace un acercamiento a una constelación, dejando fuera otra. El ver se diversifica según el filtro y la dirección que se de a la mirada.

Dejando el telescopio de lado, todas las miradas, o mejor dicho, la mirada única y sin filtros, como poder que nos permite conocer, observa el firmamento y no sus detalles. El firmamento siempre estuvo allí, los cristales ópticos y los gustos particulares sólo miraban detalles, limitando y generando múltiples vistas de apreciación. Bueno, así veo a las personas, como telescopios dirigidos a una orientación. Esto produce el baile de interacciones, donde se puede compartir las variadas apreciaciones que la mirada única, la luz iluminadora de la conciencia, ha recogido gracias a las preferencias de la función mental.

martes, 10 de marzo de 2009

Más de la mirada

AdA... dijo..."tiempo y espacio, muebles de la naturaleza que se posan en la casa de la conciencia, en constante remodelación."

¿Puedo entender en esto que lo que cambia son las apariencias y nunca la casa?


"que como hermosos reflejos presentan las imágenes soñadas que se expanden y se contraen."

Y en esto, ¿las puertas que se abren o cierran?

Gracias y un abrazo.

PD.: ¡Qué hermosa tu entrada!

MARIA LUISA dijo...

Siii, entendsite lo que quiero decir con que la conciencia es permanente y todos sus contenidos son temporales y cambiantes.

Ahora, en cuanto a las puertas que abren o cierran ya no se muy bien lo que quieres decir.

El universo, como un contenido objetivo en la conciencia, se expande y se contrae, como un reflejo. Todos los pensamientos emanan de la conciencia como una expansión y luego desaparacen como una contracción. Siendo contenidos conscientes, los llamos reflejos, ya que su realidad depende de la Conciencia que los conoce, los ilumina.

Gracias a ti por prestar atención a estas expresiones, un abrazo.



AdA... dijo...

“Tú hablabas de expanción y contracción... Con lo primero,(expanción) te decía, sería como abrir una puerta a la emanación.

Con lo segundo (contracción) cerraríamos la puerta y la emanación, como dices, desaparecería.

Era, este, el ejemplo que me vino como imagen de lo que explicabas muy bien a mi juicio. Te preguntaba, si era algo así lo que querías decir.”

ML:Hablar de puerta en este sentido significaría que hay dos espacios, uno de un lado de la puerta y otro al otro lado. El punto es que la emanación no sale de un sitio para ir a otro, y no queda un lado vacío cuando sucede contracción. Este símil de emanación y contracción se queda corto, llega un momento en que ya no sirve más. Veamos más bien la emanación como los estados de vigilia, de sueño con sueños y de dormir profundo. Los tres son emanaciones de la conciencia, los tres son cambiantes, son los contenidos de la conciencia, son llamados estados de la mente, y dependen de la conciencia. La conciencia es su sustrato.

“Y ahora me surge otra cuestión. Dices:

"Siendo contenidos conscientes, los llamos reflejos, ya que su realidad depende de la Conciencia que los conoce, los ilumina."

Al ser un contenido consciente, tiene que haber sido iluminado por la conciencia o consciencia. Por tanto, reflejos de su luz.

Pero; ahora, enlazo y "me" pregunto:

¿Serían el producto de una contracción, el contenido inconsciente (estarían sin reflejo o en sombra...) Y los conscientes, el resultado de de la expanción iluminada por la conciencia?”

ML:Tanto los contenidos que llaman conscientes porque son iluminados por la atención, como los contenidos que llaman inconscientes, pues se mantienen latentes, son ambos contenidos…todo ello ilusión, de la misma condición que los sueños. Pasamos de un sueño a otro, y pasamos del estado de dormir soñando al estado de dormir de vigilia…. Solo siendo conscientes de contenidos, sin saber quién es el contenedor, y generalmente creyendo que el contenedor es la persona. Si investigamos qué es una persona… podemos descubrir que sigue siendo un contenido.

“Gracias.

Un beso”

Mil gracias a ti, que mueves, urgas y me obligas a redefinir a cada rato…Maria Luisa


lunes, 9 de marzo de 2009

Ante mi mirada



Los mundos personales, llenos de vislumbres, emociones, relaciones, sensibilidad… con sus pesares y sus alegrías que se alternan, nuestro mundo diario y nocturno, como una película… se despliega en la conciencia.


Fractales, energía, sinergia, electromagnetismo, gravedad, leyes naturales, nacimiento y muerte, evolución e involución, genes, ADN, tiempo y espacio, muebles de la naturaleza que se posan en la casa de la conciencia, en constante remodelación.

Ante mi mirada, la realidad es pura, suave, evidente, sin restricciones, dulce, amplia, de brazos abiertos…esta realidad que mira todo sin discriminar. Sin ella, esta realidad, esta mirada, nada podría existir. Realidad de ser, como sustrato de todo conocimiento, de todo lo conocido, de todo movimiento o manifestación. Mi propia realidad, siempre presente y no nacida, donde la llama de alquimia quema en este pecho prestado, toda emoción que se consume en la hoguera del corazón, como aroma que purifica el aire, dejando libre el espacio para reconocer y abarcar todos los universos, que como hermosos reflejos presentan las imágenes soñadas que se expanden y se contraen.

Maria Luisa

Amigos

Buscar en este blog